El Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros (SICAMM) llevó adelante una ruioda protesta frente a un local gastronómico a raíz del despido de un trabajador que forma parte de la comisión directiva de la entidad gremial.

Esta situación se dio luego de varias instancias de diálogo que incluyeron una audiencia en Ministerio de Trabajo de la Provincia.

La decisión de los dueños de Todo Tartas se produjo en el marco de un reclamo general por parte de los repartidores y los cocineros, quienes venían exigiendo llegar a un acuerdo para mejorar ciertas irregularidades laborales.

Desde la SICAMM señalaron que no es la primera vez que esta empresa “castiga o persigue a los que luchan. Aparte de los cotidianos maltratos psicológicos que la misma venía ejerciendo sobre sus empleados, ya le había quitado el almuerzo y la cena a los repartidores, como forma de hostigamiento y atenuación de sus justos reclamos”.

Ante este conflictivo panorama, se inició una medida de fuerza que incluyó bocinazos en la puerta de la sucursal de Hipólito Yrigoyen y Rawson, además del cese de actividades por parte de los trabajadores.

Desde el SICAMM y la CTA, en representación de los compañeros, determinaron no levantar la medida hasta que por lo menos el trabajador despedido sea reintegrado a su puesto de trabajo.



Siguiente Noticia Los Amigos de Museos compartirán experiencias en Mar del Plata

Noticia Anterior Jornada por un "Buen trato" hacia las personas mayores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario