Los integrantes de la Mesa contra la Violencia Institucional del Partido de General Pueyrredon observan con preocupación el accionar de las fuerzas policiales en Mar del Plata, por considerar que algunas de las acciones llevadas adelante responden a prácticas no democráticas, selectivas, discriminatorias y además, no efectivas.

Principalmente, desde la Mesa advirtieron la continuidad en la ejecución de los procedimientos conocidos como “razzias” que habilitan la interceptación selectiva de personas en la vía pública.

A través de un comunicado expresaron que este modus operandi “implica un serio retroceso en materia de seguridad y protección de derechos, además de resultar ineficiente en los fines de la prevención”.

“El accionar descripto se realiza en zonas periféricas de la ciudad en las que los niveles de vulnerabilidad se elevan notoriamente. Así los destinatarios de los dispositivos represivos resultan ser primordialmente jóvenes estigmatizados o seleccionados previamente por su forma de vestir y por pertenecer a determinados barrios de la ciudad”, destacaron.

Tras señalar que dichos procedimientos apelan a la espectacularidad, pretendiendo dar una imagen construida mediáticamente sobre las bases de mecanismos punitivos ineficientes, desde esta entidad remarcaron que prácticas de dicho tenor, han sido consideradas ilegales por la jurisprudencia nacional, atento a lesionar derechos y garantías amparados por la Constitución Nacional y por los Tratados internacionales de Derechos Humanos a ella incorporados.

COLECTIVOS“Las requisas masivas, a su vez, implican un medio que obliga a todos los ciudadanos a someterse a situaciones invasivas y poco agradables, como significa bajarse de los colectivos, apoyar sus manos en una carrocería, pasar frío, toqueteos, llegar tarde al trabajo y dar explicaciones en sus hogares por las demoras”, subrayaron.

Al tiempo que manifestaron su enérgico repudio a estas prácticas, “interpelamos a toda la comunidad y a nuestros gobernantes a repensar el gasto en seguridad pública que hoy es vertido en procedimientos masivos de dudosa constitucionalidad que resulta desproporcionado a los resultados. Claro está que las grandes bandas delictivas no se transportan en colectivo sino en vehículos de alta gama”, sentenciaron.

“En consecuencia, apelamos a la construcción de políticas de seguridad que se enmarquen en el paradigma de la Seguridad Democrática y no en respuestas efectistas, de corto alcance y sin planificación organizacional y funcional en el marco de un sistema abarcativo de la problemática de seguridad”, concluyó.



Siguiente Noticia Estrenan obra a beneficio del Hogar de Ancianos

Noticia Anterior Mundial 2014: Un baile francés

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario