Las ventas por el Día del Padre cayeron 4,9% respecto de 2013, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que también analizó que este año los consumidores se manejaron “con mucha cautela”.

Además, la entidad subrayó que los ciudadanos buscaron precios y terminaron optando por regalos de menor valor que el año pasado.

“Las ventas comenzaron flojas, pero tomaron fuerza durante el sábado”, señaló el estudio, que remarcó que a pesar de ello “la tendencia actual del comercio minorista, que continúa en baja”.

Este año, los artículos de indumentaria y deportivos fueron los que tuvieron “mayor movimiento”, porque, de acuerdo a las estimaciones de CAME, “aquellas personas que otros años elegían artículos electrónicos o electrodomésticos, se trasladaron a esos rubros que son más accesibles”.

Remeras, camisas, y accesorios como gorros, bufandas, guantes fueron los productos más vendidos, mientras que camperas, buzos, pullovers, y pantalones fueron menos demandados a pesar de los descuentos ofrecidos.

En el caso de los artículos deportivos, las ventas se orientaron al fútbol, lo que coincidió con el Mundial.

Para la entidad, “ayudaron los descuentos que lanzaron la mayoría de los comercios para captar ventas” y “la posibilidad de pagar en cuotas sin interés, de hasta 12 o 18 pagos en las casas de electrodomésticos, y con 2, 3 o 6 pagos en los comercios chicos y medianos”.

En el caso de artículos de computación, electrónicos y audio, se vendieron poco y las ventas terminaron con una caída de 5,3% frente al Día del Padre del año pasado.

La venta de artículos para el hogar y para uso personal, estuvo muy ligada a la venta de televisores de alta definición, aunque a pesar de ello, las ventas promedio finalizaron con una caída de 6,8% respecto de 2013.

El rubro de gastronomía y restaurantes, terminaron con una caída de 3,2% frente al año pasado, aunque las reservas de mesas en restaurantes y pubs para la noche del sábado y mediodía del domingo fueron bastante activas.

“Otra modalidad que tuvo eco fueron las compras de picadas para 6, 10 o más personas, tanto para el sábado a la noche como para el domingo”, explicó la confedereación.

Según el relevamiento realizado en 377 comercios, el ticket promedio se ubicó en $325 y, a diferencia de otros años, los consumidores que salieron a buscar el regalo del Día del Padre, se limitaron a realizar esa compra y no se interesaron por estimular otros ventas.

A raíz de ello, los comercios de indumentaria femenina o niños se mantuvieron con “muy poco movimiento, cuando en otros momentos captaban compras de rebote”.

En este escenario, las ventas por el Día del Padre cayeron un 4,9%, aunque la comparación se realizó con el año anterior, que fue “muy productivo” y tuvo una suba anual del 2,7%.



Siguiente Noticia Principio de solución en Fuero Civil y Comercial

Noticia Anterior Ricardo Rodríguez candidato en Aldosivi

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario