Por: Carlos Barroca – sommelier
Vinoteca Terrarum

Hoy en día, cuando se habla de un sommelier, la gente lo identifica con alguien que sabe mucho de vinos, de las diversas zonas de origen, de los procesos de elaboración, de maridajes, de servicio, de la comunicación vitivinícola, etcétera. Hace unos años atrás, era considerado solo “un mozo que sabía de vinos”. Y mucho tiempo antes todavía, era el encargado de cuidar y servir los vinos. Pero en sus comienzos, la historia del sommelier era muy distinta…

Volvemos a Europa, pero esta vez a la Francia de la Edad Media. En aquella época, tanto los nobles, como los reyes y caballeros, cuando tenían que realizar un viaje o trasladar parte de sus pertenencias, lo hacían valiéndose de animales de carga (animaux de somme) o bestias de carga (b ªtes de somme), en referencia a los burros y mulos que se utilizaban. La palabra “somme” significaba literalmente “carga” en el francés medieval.

El “sommier” o “sommerier” (así, con r) era el encargado de cuidar y vigilar de esas bestias y de las cargas más importantes que ellas transportaban, entre las cuales se encontraba el vino, además de otras tan disímiles como las armas y los panes. Luego, él mismo se encargaba de la descarga y del control de que todo hubiese llegado en correcto estado. Ese término, con el transcurrir del tiempo y las deformaciones típicas del lenguaje, devino en el actual término “sommelier”



Siguiente Noticia Encapuchados roban a ancianos mientras dormían

Noticia Anterior Alvarado inauguró su primer gimnasio de boxeo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario