Se produjo el derrumbe de treinta estantes repletos de legajos ubicados en el depósito del PRODE (Programa de Relevamiento, Organización y Destrucción de Expedientes) sito en la calle Tucumán N° 3458 de esta ciudad.

Desde la Asociación Judicial Bonaerense indicaron que el incidente ourrió en ocasión que uno de los trabajadores se encontraba en el lugar, quien por fortuna no salió herido en razón de haberse desmoronado las estanterías en sentido opuesto al sitio en el cual se encontraba.

La estantería se venció producto del peso de cientos de kilos de papel húmedo y mohoso que componen lo expedientes allí almacenados.

Desde el gremio remarcaron que el depósito de dicha dependencia no cuenta con las condiciones mínimas de seguridad y salubridad; el amarillento papel, cuyo hedor es notable, alberga todo un ecosistema de pulgas, arácnidos, hongos, roedores, y se encuentra ubicado sobre la cochera del edificio donde está ubicada dicha dependencia.

La estantería es de un material endeble; no tiene refuerzo adecuado ni se encuentra amurada a la pared. No hay medida de seguridad alguna: de producirse un incendio el edificio, que alberga además a departamentos habitados por familias, ardería como una fogata en pocos minutos.

“Este episodio no hace más que demostrar la vulneración de derechos laborales elementales que padecen lo/as trabajadore/as judiciales que integran la planta del PRODE, situación que hemos denunciado con anterioridad”, expresaron desde la AJB.

“En esta ocasión la fortuna quiso que no se produjeran víctimas pero parece ser que solo un accidente grave o fatal de un trabajador va a ameritar la urgente intervención de la Superintendencia a cargo del presidente de la Cámara Penal y la implementación de las medidas que son necesarias para brindar a esa dependencia condiciones salubridad y seguridad laboral”, se agregó.



Siguiente Noticia Hoteles para hospedarse en Puerto Iguazú

Noticia Anterior Boleto estudiantil beneficiará a Mar del Plata como "polo universitario"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario