El vicepresidente Amado Boudou prestó declaración indagatoria durante unas 5 horas ante el juez federal Ariel Lijo, en la causa que lo investiga por la supuesta apropiación de la imprenta Ciccone Calcográfica para hacer negocios con el Estado.

La intención de la defensa de Amado Boudou de invalidar los testimonios de Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick fue rechazado por la Sala I de la Cámara Federal, que consideró “abstracto” el pedido de la defensa del vicepresidente, realizado en diciembre pasado.

La decisión contó con los votos de Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero. Además, los camaristas –con la firma de Freiler y Ballestero– solicitaron nuevas medidas de prueba para investigar la ruta del dinero detrás del salvataje a la empresa Ciccone.

“Fundamentalmente, aquellos dictámenes que proponen internarse en el análisis de la procedencia de los fondos aplicados al levantamiento de la quiebra de la entonces Ciccone Calcográfica SA y en el estudio de las capacidades financieras de las personas físicas y jurídicas a ellos vinculadas”, sostuvo el tribunal en el fallo.

“Vale la pena dar todas estas peleas” para “poner las cosas blanco sobre negro”, dijo Boudou al llegar a los tribunales, en medio de un fuerte operativo de seguridad y con un despliegue de manifestantes que fueron a apoyarlo.

Es la primera vez en la historia que la Justicia llama a declarar a un vicepresidente de la Nación en ejercicio de su cargo.



Siguiente Noticia Comisión de Educación tratará la situación de comedores escolares

Noticia Anterior Autorizan a escuelas pasar los partidos de la selección argentina

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario