El diputado del GEN/FAP, Pablo Farias, solicitó a la Directora general de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Nora De Lucia, que informe los motivos por los cuales no se implementa en los establecimientos educativos de la provincia la Resolución 782/13 y la Disposición Nº 59/13 las que refieren específicamente a los procesos de enseñanza donde se encuentran implicados niños con dificultades especificas del aprendizaje.

En agosto de 2013 el Estado Provincial presentó una Resolución para adecuar la currícula escolar a chicos con dislexia. El objetivo de la misma era fomentar la detección temprana de la dislexia en los niños y que las escuelas se adapten a las necesidades de los chicos que sufren estas dificultades específicas.

Al respecto el legislador Pablo Farias comentó que “en aquel momento nos puso muy contentos saber que el Estado Provincial estaba planteando modificaciones a la currícula escolar a favor de la integración de los niños con esta condición y así ayudarlos a evitar un posible fracaso escolar” y continuó diciendo que “llegando al final del 1er trimestre del año escolar 2014 y después de varias visitas a establecimientos educativos hemos detectado que el anuncio de adecuación de la currícula escolar no ha sido más que otro anuncio por parte del gobierno provincial que quedo en la nada, es por eso que le pedimos a la Directora General de Cultura y Educación y al Ministro de Salud de la Provincia de Buenos la inmediata implementación de la resolución 782/13 y la disposición 59/13 en los establecimientos escolares bonaerenses, para así comenzar a trabajar en la inclusión e integración de los niños con esta condición que hoy afecta al 10 por ciento del alumnado”.

La dislexia es la dificultad en el aprendizaje de la lectura, la escritura o el cálculo, frecuentemente asociada con trastornos de la coordinación motora y la atención, pero no de la inteligencia. El problema es más frecuente de lo que se cree: el 10 por ciento de los niños convive con la dislexia, un trastorno que tiene raíces genéticas y neurobiológicas. Es el caso típico del niño que al finalizar primer año grado todos sus compañeros leen y él no logra hacerlo, lo cual le genera baja autoestima, dificultades de interrelación social, apatía y disgusto hacia las propuestas escolares, todo lo que podría aparecer como un problema psicológico.

La falta de precisión y fluidez en el reconocimiento de palabras (escritas) y el déficit en las habilidades de decodificación (lectora) y deletreo que se manifiestan en los primeros años de la escolaridad terminan incidiendo de manera determinante con el correr de los años en el aprovechamiento de las propuestas educativas, ya que este trastorno altera totalmente la comprensión lectora. La atención del chico con dislexia está puesta en el reconocimiento de la letra, la sílaba, la palabra, lo que produce una dificultad evidente para la comprensión de un texto.

Para finalizar el diputado bonaerense, Pablo Farias, reclamó la inmediata aplicación de la normativa “esta medida constituye un avance importante, pero debemos garantizar que se haga efectiva en todas las escuelas, pero hasta el momento no se han visto avances en su aplicación. Esta carencia provoca situaciones de discriminación, daños en la autoestima y un posible fracaso escolar en estos niños. Le reclamamos al gobierno provincial que aplique inmediatamente esta adecuación curricular en las escuelas de la provincia de Buenos Aires para así atender las situaciones que producen obstáculos para el acceso de los alumnos al sistema educativo, su permanencia y egreso. Debemos trabajar en conjunto por la inclusión e integración, defendiendo el derecho a una educación integral”.



Siguiente Noticia Mar del Plata premiada como “Mejor Destino de Sol y Playa” del Cono Sur

Noticia Anterior Promueven acciones para prevención del consumo excesivo de alcohol

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario