Primero fue el reconocido complejo bailable Sobremonte de Mar del Plata, que continúa clausurado desde el 13 de marzo de 2014 en forma ininterrumpida -casi 100 días- por un pedido de la AFIP al que hizo lugar el Juzgado Federal N° 1 de Mar del Plata a cargo del Dr. Alejandro Castellanos, en lo que constituye una resolución ejemplificadora que mantiene la medida, en tanto los verdaderos dueños del lugar – que a la fecha permanecen ocultos – se presenten a regularizar su situación fiscal.

Ahora es el turno de un reconocido restaurante céntrico de la esta ciudad balnearia: Papa Gino, que fue clausurado preventivamente durante tres días por AFIP, con intervención previa de la Justicia Federal, y que no se presentó a regularizar su situación, esto es: presentar declaraciones juradas omitidas por tres años y darse en alta en IVA.

Esta actitud reticente, que impide al fisco cumplir con su finalidad, es valorada por el magistrado para extender la medida de clausura por siete días adicionales, por considerar que no han regularizado su situación fiscal ni neutralizado el grave perjuicio que conlleva esta falta.



Siguiente Noticia Defensor del Pueblo plantea “garantizar la libertad de la mujer durante el parto"

Noticia Anterior Comedores: "se pone en la situación de decidir quien come y quien no"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario