Diputadas y diputados de la comisión de Derechos Humanos y Garantías recibieron a familiares y compañeros de trabajo de Laura Iglesias, la trabajadora social del Patronato de Liberados, violada y asesinada en la localidad de Miramar.

Los familiares informaron sobre el estado de la causa, la cual a un año de inicio aún no tiene fecha de juicio.

Adela Segarra, Araceli Ferreyra y Leonardo Grosso, re reunieron con la familia de Laura Iglesias y compañeras del Patronato de Liberados, quienes expresaron su preocupación por el curso de la causa, y solicitaron la conformación de una Comisión Investigadora, ya que el proceso judicial se encuentra “parado” y existen profundas sospechas de “la participación de policías en el asesinato y la violación de Laura”. Así mismo sostuvieron que existen “hipótesis que no han sido investigadas”.

La familia reclama que se investigue la coautoría y complicidades, la separación de la policía Bonaerense en la investigación y la realización de las pericias por parte de la fiscalía que aún no han sido efectuadas. Los legisladores expresaron su apoyo al pedido de Verdad y Justicia que la familia está llevando adelante para lograr que el femicidio de Laura no quede impune.

De la reunión también participó Leonardo Rebolino, en representación de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, Gustavo Mellman, padre de Natalia Mellman, quien también fue asesinada en Miramar, acompañando el pedido por la causa de Laura.

El crimen de Laura ocurrió el 29 de mayo de 2013, los familiares informaron que por el momento, Esteban Cuello, solo se encuentra encarcelado y sin juicio respectivo. Sin embargo, según explicaron, “por las huellas detectadas tras la muerte de Laura, Cuello no pudo haber actuado solo”.



Siguiente Noticia Violencia de género: realizarán acciones comunitarias en los barrios

Noticia Anterior El Comando de Prevención Comunitaria comenzará el 6 de junio

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario