Paralelamente a la campaña destinada al cierre definitivo del penal de Batán, Emiliano Giri presentó un proyecto que tiene por objetivo inhibir las señales de telefonía celular en la cárcel.

Giri puso de manifiesto que “existe un incremento en las llamadas amenazantes y secuestros virtuales que se efectúan desde la cárcel, ejecutadas por los reclusos a través de teléfonos celulares”.

“De esta forma, hemos elaborado un proyecto destinado a reforzar las medidas de seguridad, aplicando la tecnología, la cual consta de la instalación de inhibidores de celulares que bloquean todo tipo de señal imposibilitando de esta forma la práctica de este delito desde la cárcel”, agregó.

En este sentido, Giri remarcó que “la cárcel de Batán, como muchas otras unidades penitenciarias, cuentan con teléfonos públicos para que el recluso, en determinados horarios, pueda comunicarse con sus familiares. El ingreso de teléfonos celulares está prohibido y en muchos casos los controles fallan, logrando que ingresen gran cantidad de teléfonos celulares al penal, los cuales son utilizados por parte de algunos reclusos, como así demostró la investigación realizada por la DDI de Mar del Plata, para cometer distintos tipos de delitos”.

A su vez explicó el bajo costo que demandaría su implementación y los buenos resultados que la misma tiene en otros países.

“Es una medida que se puede desarrollar a bajo costo y es aplicada en países como Colombia, México, Estados Unidos y España, quienes lograron grandes resultados con la implementación de dicha herramienta tecnológica. A su vez, en nuestro país, la provincia de Santa Fe está estudiando el mismo proyecto para implementarlo en todas sus unidades carcelarias” concluyó.



Siguiente Noticia Judiciales anuncian retención de tareas por falta de calefacción

Noticia Anterior Denuncian agresiones y amenazas contra dirigente de Sanidad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario