A casi dos meses del grave siniestro vial que protagonizó el ex piloto Eduardo Ramos y que dejó como saldo un nene de 4 años con serias lesiones que incluyó fracturas en la base del cráneo y en el techo de la órbita, surgieron versiones acerca de que el pasado fin de semana se lo habría visto manejando.

Su hijo juega en las inferiores de un club de rugby y algunos padres aseguran haberlo visto al volante de un auto con el resto de su familia.

Sin embargo, desde la defensa del actual dirigente político negaron que eso haya sucedido y solicitaron a quienes tengan pruebas que las acerquen a la justicia.

Cabe recordar que, luego de ser excarcelado entregó su licencia de conducir al juez de Garantías Gabriel Bombini, cumpliendo de esta manera con una de las condiciones que le impuso el magistrado.

Sobre el ex piloto de autos pesa una inhabilitación provisoria por el término que dure el proceso y luego quedará supeditado a lo que dicte el juez Bombini.

Ramos chocó con su auto en el kilómetro 19 de la ruta 226 contra otro, por lo que un niño de 4 años resultó gravemente herido.

Los resultados de los análisis de sangre y orina determinaron que el actual dirigente político tenía 1.54 miligramos de alcohol en sangre y 1.51 en orina, tres veces más de lo permitido por ley, que es de 0.5, detallaron los voceros.

A los pocos días, el juez de Garantías de Mar del Plata Gabriel Bombini resolvió otorgarle la excarcelación a Ramos, aunque no puede ausentarse 24 horas de su domicilio, para irse del país debe pedir autorización, no puede conducir vehículos mientras transcurre el proceso, tiene que ir una vez a la semana al juzgado a firmar una planilla y no puede hablar con testigos.

El mismo día que se realizaron los peritajes mecánicos en los vehículos involucrados y las pericias accidentológicas, Ramos entregó su licencia de conducir.



Siguiente Noticia El economista Daniel Artana dará una charla en Mar del Plata

Noticia Anterior Proponen mayor seguridad en el norte marplatense

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario