El secretario general de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (AACPyPP), Jorge Frías, aseguró que urge “el tratamiento integral de las adicciones a bordo” y señaló que “el problema del alcohol y las drogas es un grave flagelo en toda la sociedad”.

El dirigente gremial indicó que a bordo de los buques pesqueros ello provoca “serios problemas por el desarraigo de la actividad y tiene consecuencias directas sobre la efectividad de la tarea”.

Frías agregó que produce “un consecuente comportamiento social de la tripulación que navega, que suele terminar en violencia”.

“En los últimos años no fueron pocos quienes optaron por cambiar de buque luego de capear incidentes. Ello no ocurre de forma exclusiva por falta de determinación del capitán, máxima autoridad del barco, sino que requiere de una pronta atención y labor de gremios marí­timos, empresas armadoras, la Prefectura como contralor y autoridades de pesca y portuarias”, reconoció.

La conducción sostuvo que “el tema no es nuevo”, por lo que decidió abordarlo e inició hace cinco años “una serie de reuniones en los puertos con los capitanes jubilados y próximos a hacerlo”.

“Nos hemos ido interiorizando sobre esa problemática y tomado un contacto más estrecho con las dificultades que ocasiona y los obstáculos que se presentan al procurar resolver la situación. Las adicciones existen en toda la flota pesquera y no solo en los congeladores como resultado de la extensión de las mareas”, dijo.

Frías añadió que “está presente en congeladores, fresqueros y costeros y no es exclusiva de los trabajadores marineros”.

El dirigente sostuvo que “el tema no debe ser ignorado” y se pronunció por trabajar y mantener reuniones con otros gremios, empresas y funcionarios para analizarlo y hallar un equilibrio.

Es necesario encarar un trabajo firme, con campañas intensivas de prevención y mayores controles, sin descuidar la contención social del trabajador y sin señalarlo o desplazarlo por su debilidad.

“La luz de alarma está encendida. La adicción es un serio problema social y, como tal, debe ser tratado. La responsabilidad de su erradicación corresponde al conjunto”, concluyó Frías.



Siguiente Noticia Peligran decenas de puestos laborales en Colonia Chapadmalal

Noticia Anterior "El radicalismo debe resolver la crisis de confianza generada"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario