El defensor del Pueblo, Fernando Rizzi, inició una investigación sobre posibles irregularidades en la urbanización del barrio Mirador Peralta Ramos, cuya construcción fue autorizada por Ordenanza 9381 modificada por la 16.390, a raíz de una presentación de vecinos habitantes de dicho complejo.

Dicho barrio está habitado en la actualidad por cerca de 120 familias todas las cuales han suscripto con la sociedad (se trataría de Mirador de Peralta Ramos SRL) boletos de compra venta, los que en abuso de la necesidad de vivienda y el desconocimiento de los adquirentes, han sido confeccionados en violación a las leyes vigentes, incorporándose entre otras irregularidades cláusulas indexatorias prohibidas en la actualidad.

“El constructor debía comprometerse a la construcción de los servicios básicos, tal lo establece la Ordenanza que es de 1994, nada de lo cual se ha cumplido a la fecha, sufriendo entre otros avatares falta de agua, instalaciones clandestinas de cloacas, inexistencia de planos de construcción presentados al Municipio, falta de entrega de planos eléctricos a los ocupantes, imposibilidad de instalación del servicio del gas natural ante la falta de subdivisión del terreno, inexistencia en el plano urbano de la denominación de las calles del barrio, falta de cesión al municipio de los pasajes abiertos por la constructora para optimizar la construcción de viviendas y asi aumentar sus ganancias en detrimento de la calidad ambiental del barrio”, señaló uno de los vecinos, que cuentan con el asesoramiento legal de la doctora Verónica Giovanniello.

“Mirador de Peralta Ramos no tramitó asimismo los certificados de factibilidad para las sucesivas ampliaciones del barrio. Hay redes de agua clandestina, y construcciones en exceso a lo declarado. Todo eso motivó diversas intimaciones y la intervención del Tribunal Municipal de Faltas”, agregó la abogada Giovanniello.

“Todo lo expuesto se ha manifestado oportunamente a las autoridades municipales, se efectuaron denuncias ante los organismos de contralor, pero a la fecha nos encontramos sin respuesta, con el temor de no poder regularizar nunca nuestras viviendas”, señalaron. “Queremos dejar de ser un barrio fantasma de la ciudad”, remarcó.

En tal sentido, el Defensor Fernando Rizzi aguarda informaciones solicitadas a la Dirección de Obras Privadas de la Secretaría de Planeamiento, a Obras Sanitarias Mar del Plata S.E. y a la Dirección de Protección del Consumidor, dependencia esta última con la cual ya se avanzó en una estrategia para hacer valer las responsabilidades.

“La Secretaría de Planeamiento nos ha respondido con información desactualizada, estamos reclamando más precisiones y actualizadas. De todos modos está en juego el cumplimiento de ordenanzas, pero por sobre todo, el abuso y las condiciones de vida de los vecinos”, señaló Rizzi.



Siguiente Noticia Presentaron FRENAR, una iniciativa contra el narcotráfico y las adicciones

Noticia Anterior "Hay que trabajar en la asistencia a las personas víctimas del narcotráfico"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario