Una vez más, Sergio Salaberry, de 21 años, se fugó de un penal de máxima seguridad. Se trata del homicida de Mariano Brizuelas, cometido en agosto de 2009 en el interior de una feria Comunitaria ubicada en la avenida Fortunato de la Plaza y calle Friuli.

Por este crimen y las heridas que sufriera en la balacera una nena de 2 años, el sujeto que tenía 16 años cuando protagonizó el hecho, fue condenado a 13 años de prisión.

No es la primera vez que se escapa de una cárcel, ya que el año pasado fue recapturado en un parque acuático, luego de haberse fugado de Batán

El fiscal Marcelo Yanez Urrutia, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, señaló que el homicida estaba alojado en el Instituto Virrey del Pino, dentro del complejo penitenciario de La Matanza.

De acuerdo a la información suministrada, el pasado 29 de abril junto a otros dos internos logran escaparse rompiendo los barrotes de una ventana ubicada en el comedor y a su vez evaden todas las medidas de seguridad.

Yanez Urrutia confirmó que obtuvieron la autorización para difundi la imágen del sujeto y solicitó a la población que si cuentan con algún dato lo aporten a la Fiscalía o llamen al 911.

El hecho por el cual fue condenado ocurrió el 19 de agosto de 2009 en el centro comercial “Ferias Comunitarias”, situado en Fortunato de la Plaza y Freuli, en el barrio Las Heras de Mar del Plata, donde resultaron heridos de bala Mauricio Benítez, de 18 años, una beba de 21 meses y un hombre de 64 años.

Según quedó acreditado en el juicio realizado en 2010, ese joven se hallaba formando una fila para cargar su tarjeta de colectivos en uno de los puestos de la feria, cuando fue increpado por dos personas, una de los cuales le disparó.

De acuerdo a las fuentes, la víctima se encontró con estas dos personas con las que ya había tenido reyertas y discusiones que venían sucediendo desde enero.

Los investigadores determinaron que se efectuaron entre cinco y seis disparos, uno de los cuales impactó en el pecho de Brizuela.

Otro dio en la pantorrilla del mencionado hombre, totalmente ajeno a la disputa, quien realizaba compras en la feria.

La niña, que recibió un balazo en la cabeza cuando su madre la tenía en brazos, fue intervenida quirúrgicamente y estuvo alojada, en delicado estado, en el área de terapia intensiva de ese nosocomio durante un tiempo hasta que se recuperó.



Siguiente Noticia ¿Cómo Ideas Simples Nos Pueden Llevar A Descubrimientos Científicos? Un Cazador De Mitos Responderá Esta Pregunta

Noticia Anterior Hallan restos fósiles de un megatherium

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario