La Dirección General de Educación de la provincia de Buenos Aires tiene a su cargo la Dirección Provincial de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social, que coordina los Equipos de Orientación Vocacional (gabinetes).

Sin embargo, no todas las escuelas públicas cuentan con Gabinete por la falta de presupuesto, y en el caso de los colegios privados siquiera es obligatorio.

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el licenciado Sebastián Puglisi, titular del Centro de Estudios de Educación y Sociedad (CEDEYS), destacó que son cargos docentes los que conforman los equipos de orientacion vocacional, pero no siempre están completos por cuestiones presupuestarias.

“Tendrían que estar conformados por un orientador educacional (psicólogo), un trabajador social (orientador social), un maestro recuperador (orientador del aprendizaje), un fonoaudiólogo y un médico”, explicó.

Sin embargo, en pocas escuelas de la provincia este equipo está completo, y generalmente se conforma con un psicólogo, un maestro recuperador y un trabajador social.

Puglisi valoró el trabajo que este equipo tiene en cada escuela, “es inmenso e importantisimo porque la tarea central es la de trabajar para mejorar los procesos de enseñanza, aprendizaje y la convivencia escolar”.

A diferencia de lo que ocurría años atrás, los integrantes de este equipo de orientación “trabajan en el aula con los niños y no sacarlos porque eso los estigmatiza y hace que sus compañeros lo señalen como el malo el que va siempre al gabinete”.

“En las escuelas hay chicos que están viviendo situaciones familiares muy serias que se observan en escuelas públicas y privadas, del centro y la periferia de Mar del Plata, donde se ven que que hay muchas familias comprometidas y otras que no, y además con un escenario interno dentro del aula que dista mucho de lo que se daba en otras épocas”, sostuvo.

Para Puglisi, “es muy complejo ser docente en esta época porque los diseños curriculares están pidiendo tener dentro del aula a los chicos con dificultades de disciplina y de conducta, cuando antes era más sencillo porque se lo enviaba al gabinete o se lo expulsaba de la escuelas”.

“Las disposiciones actuales sostienen que ese alumno tiene que estar conviviendo con sus pares, con sus compañeros y la maestra tiene que atender esos casos, que en muchos casos no está preparada para afrontar esa situación”, subrayó.

Por lo expuesto, el titular de Cedeys valoró, en estos tiempos difíciles, la tarea que realizan los equipos de orientación, “sobre todo con tanto indice de repitencia y deserción”.



Siguiente Noticia Para el municipio "nada justifica" el corte del servicio nocturno

Noticia Anterior Importante congreso iberoamericano de Derecho e Informática

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario