Los delegados de los choferes de colectivos de Mar del Plata resolvieron interrumpir el servicio nocturno desde el domingo a la noche por hechos de inseguridad y de violencia y en las últimas horas ratificaron que el paro no se levantará.

Hace dos meses meses la Unión Tranviarios Automotor (UTA) adoptaba una medida de fuerza similar ante los reiterados episodios de inseguridad.

En aquel entonces surgió un compromiso de las autoridades policiales y municipales de reforzar la presencia preventiva y disponer controles en los colectivos.

Sin embargo, y más allá de algún control aislado, el panorama no varió y la realidad por la que deben atravesar choferes y usuarios durante la noche resulta cada vez más grave.

Durante el fin de semana hubo episodios de violencia entre algunos pasajeros, influenciados por el alcohol y sustancias prohibidas, que tomaron un colectivo en zona de boliches.

Se registraron agresiones con armas blancas e incluso se exhibieron armas de fuego.

Por esta razón, se resolvió paralizar el servicio nocturno, nuevamente, desde las 22 hasta las 6 de la mañana de este lunes.

Desde la UTA reconocieron que los colectiveros tienen cada vez más miedo de trabajar en el servicio nocturno por la falta de garantías en materia de seguridad.

Este lunes se llevó a cabo otra reunión para tratar de revertir esta postura del sector que representa a los choferes de colectivos.

Sin embargo, los delegados no quedaron conformes con el compromiso asumido por las autoridades y confirmaron que continuará suspendido el servicio nocturno.



Siguiente Noticia Con cine y fútbol, llega el "Mundial de Cortos" al MAR

Noticia Anterior Proyección del documental “The Human Scale”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario