Bárbara Rocío Ducek, mamá de Joel, el niño de cuatro años que sufrió graves lesiones en el siniestro de tránsito que protagonizó semanas atrás el excampeón de Turismo Carretera, Eduardo “Lalo” Ramos, admitió que su hijo se recupera lentamente y destacó el trabajo que lleva adelante INAREPS (Instituto Nacional de Recuperación Psicofísica del Sur), encargado de su recuperación.

“Nunca quisimos trasladar a Joel del INAREPS, solo pedimos poder llevarlo a casa, porque en un momento, anímicamente, se había venido abajo. Sin embargo, los profesionales del Instituto nos aclararon que era algo totalmente entendible, porque solo tiene cuatro años”, dijo al respecto.

Justamente, consultada por la recuperación del niño, que sufrió fracturas en la base del cráneo, en el techo de la órbita, entre otras lesiones, respondió que “es lenta” pero “debemos tener paciencia”. “Por momentos nos desconoce, se pierde en el lugar que está. Por ahí nos dice ‘quiero upa’ y está a upa. Los profesionales del Instituto nos alertaron con que podía pasar”, agregó.

Luego de subrayar que “mi hijo todavía sigue con algunas inflamaciones en el cerebro”, enfatizó que “la fuerza que le pone Joel para recuperarse es muy importante, ayuda mucho en su evolución”, antes de puntualizar que dos veces por semana el joven asiste al INAREPS, donde se somete a sesiones de fonoaudiología, terapia ocupacional, terapia física y psicología.

“Tener a Joel vivo es un verdadero milagro por todo lo que pasó. Ante semejante accidente. Pensar que cuando lo trasladaron al hospital, me dijeron que no pasaba las dos horas de vida y ahora lo tengo conmigo, cuidándolo”, dijo quien además tiene una nena de siete años. “Ella va al psicólogo en el Materno Infantil”, agregó.



Siguiente Noticia El gobierno anunció un aumento del 40 % de la Asignación por Hijo

Noticia Anterior Lanzan una campaña nacional a favor de los jubilados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario