Frente Joven decidió lanzar una campaña “Ni víctima de aborto, ni víctima de violación”, en respuesta al reciente caso de violación y aborto

Además, llevarán a cabo una campaña en redes sociales de la que pueden participar todas las personas que quieran sumarse.

La campaña consta de pedir a la gente que se saque una selfie con una hoja y el siguiente texto mencionando a Frente Joven MDP: “NI VICTIMA DE ABORTO NI DE VIOLACIÓN” ‪#‎JusticiaxEsperanza‬.

Mientras que en el tweet utilizarán el hash #justiciaxesperanza o nombrar a @frentejovenmdp para hacerles rt.

Campaña en redes sociales - Ni victimas de aborto, ni victimas de violacionFrente Joven es una coalición organizada de jóvenes con una identidad propia, comprometidos con la promoción y el sostenimiento de los valores fundamentales de la sociedad y los derechos humanos, entre ellos, el derecho a la vida y a la salud integral.

“Provenimos de movimientos, diversas ONG y agrupaciones universitarias. Hoy en día contamos con presencia en Buenos Aires y el Conurbano; Mar del Plata, Mendoza, Córdoba, San Juan, Tucumán y Entre Ríos y nos encontramos en plena expansión, sumando organizaciones juveniles y replicando con éxito nuestra propuesta de acción”, señalaron.

En el comunicado difundido relacionado con esta campaña manifestaron que “el viernes murió Esperanza. Llamémosla así, merece un nombre: tenía 24 semanas de vida. Es la etapa del embarazo en que nadie niega que es un ser humano. Esperanza era hija de una joven-niña de 13 años, violada por su padrastro. La abuela acudió a hacer una denuncia por abuso a la Comisaría de la Mujer, de Moreno. Días después, el 25 de abril, en una ecografía, descubrieron que existía. Tenía 600 gramos y 23 semanas de vida”.

“El viernes pasado cuando murió, ya tenía 6 meses y pesaba 680 gramos. Con una cesárea programada y los cuidados necesarios podía nacer y vivir una vida plena. Podía ser la esperanza de una de tantas familias que esperan adoptar un hijo. Podía ser -como lo afirman los psicólogos que tratan estos casos- la Esperanza de su madre que le permitiría salir de la espiral de violencia que sufren las víctimas de abuso. Porque nunca se puede sanar el trauma de una violación con un trauma mayor como el que implica un aborto. Por eso inducir a una mujer a abortar es también un acto de violencia: se la violenta a terminar con parte de su vida. Esperanza murió. El violador está libre”, remarcaron.

Las agrupaciones abortistas “gestionaron” un “aborto incompleto”. Suministraron fármacos a la joven madre de forma ilegal e irresponsable en un consultorio clandestino de los que tanto dicen combatir. Los fármacos provocaron la expulsión de lo que llaman “el producto de la concepción”. Hoy, consciente o inconscientemente, se usa ese nombre, quizás porque permite evadir la realidad de que se está manipulando a una persona humana.



Siguiente Noticia La Feria del Libro de Buenos Aires entra en la recta final

Noticia Anterior Curuchet: “Scioli es quien mejor nos representa a los argentinos”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario