El padre Fernando Cervera estuvo en Mar del Plata para brindar una charla sobre las adicciones en el CEDIER de Mar del Plata.

Sacerdote jesuita, licenciado en filosofía y teología, el padre Cervera trabaja en programas terapéuticos de adicciones. Es miembro de la Comisión Nacional de la Drogadependencia y de los equipos arquidiocesanos de Córdoba y Buenos Aires.

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el sacerdote destacó la tarea que desde hace algunos años viene realizando en Mar del Plata la Pastoral de la Drogadependencia, coordinado por el padre Hernán David, en particular la intención de unir las distintas pastorales que puedan estar implicadas de alguna manera en lo preventivo y en lo asistencial.

fernando_cerveraAl trazar una opinión sobre la realidad que se observa dentro de nuestra sociedad con respecto a las adiciones, el padre Cervera señaló que “existen varios factores como el creciente desempleo y la problemática social que todos conocemos y en la medida que el abandono y desamparo crece, alimentan estas patologías que nos rodean como la delincuencia y demás”.

“También hay que hacer hincapié en ese tiempo libre muerto, sobre todo en los jóvenes y adolescentes, que cada vez acceden menos al juego y más al uso malo de la tecnología”, agregó.

En otro tramo de la nota, el padre Cervera coincidió en señalar que no existe un mayor invulucramiento de todos los sectores de la sociedad con esta temática y se suele reaccionar ante un hecho trágico. “No vamos al trabajo diario donde los chicos piden presencia de los adultos y allí es donde estamos fallando desde los distintos ámbitos, el estado, la familia y la iglesia”, sostuvo.

En relación al grado de preocupación que le genera las adicciones a la Iglesia, el cura jesuita respondió que “la Iglesia fue la primera institución en el mundo que se ocupó de la recuperación de adictos, aunque en los últimos años la iglesia viene reaccionando y tratando de ver algo más orgánico, lo cual lleva mucho tiempo y trabajo”.

Sobre cuánto de importante resulta la familia para el adicto, el sacerdote señaló “es uno de los factores fundamentales en el desarrollo, o en la prevención. No sólo en las adicciones, sino en otras patologías muy asociadas como la delincuencia, la violencia, el suicidio, al igual que temas que tienen que ver con el género y la sexualidad”.

“Creo que hay que llamar las cosas por su nombre, a los adultos nos está costando mucho estar con los chicos, el apego que el chico necesita no lo encuentra al principio, por lo tanto tampoco va a encontrar los límites, dos cosas que de movida flaquean y esto influye bastante en esta problemática””, remarcó.

Además, consideró que la charla familiar (educativa y preventiva) fue cediendo terreno, al igual que la presencia en general, “el poder intervenir, interesarse, el animarse a poner límites, a veces los chicos no necesitan grandes charlas pero sí actitudes claras”.



Siguiente Noticia Peñarol volvió a ganar el clásico y es semifinalista

Noticia Anterior Matrimonio igualitario no logra anotar a su hijo en el Registro

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario