Con la intención de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia de Buenos Aires, un grupo de profesionales de la Dirección de Infraestructura Social del Ministerio de Desarrollo Social le presentó al titular de la cartera, Eduardo Aparicio, un proyecto de viviendas industrializadas para reemplazar las casillas de emergencia.

La iniciativa propuesta por los arquitectos contempla condiciones dignas de habitabilidad, aislaciones térmicas e hidrófugas y la posibilidad de un armado rápido. Además, se analiza la posibilidad de producir en serie con personal del Ministerio.

Los técnicos implementarán un prototipo para realizar una mejor evaluación del módulo de vivienda, con el objetivo de disminuir los niveles de pobreza, reducir el nivel de hacinamiento y de riesgo ambiental, y mejorar las condiciones sanitarias generales de la población.

Del proyecto forman parte los arquitectos Marcelo Presa y Julio Bonanni, y sus colaboradores Arq. Flavia Cristiani, Arq. Verónica García Petrone, Mmo. Claudio Escobar, Arq. Elena Isabel Michailenko, Mmo. Martín Biombo, Lic. Lorena Mollo, Arq. Sebastián Cerri, Arq. Marcelo Santacrocce, y la fotógrafa Alicia Maldonado.

Los impulsores de esta idea destacan la importancia del nuevo tipo de construcción que se adapta a los fenómenos climáticos actuales, que en los últimos tiempos castigan con dureza a las viviendas más vulnerables.



Siguiente Noticia El sector textil proyecta buenas ventas en fin de semana largo

Noticia Anterior Muppets 2 estreno en el Día del Trabajador

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario