Una muy buena noticia para losproductores ganaderos de nuestro país: Investigadores de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora descubrieron un escarabajo capaz de controlar la plaga de la “mosca de los cuernos”, científicamente conocida como H.Irritans.

Este insectoafecta al ganado vacuno, con lo cual se generan pérdidas de entre un quince y un veinte por ciento de la capacidad productiva de los animales. El objetivo de la investigación fue encontrar una manera de poder cortar el ciclo de la mosca de una manera natural y sostenible.

Los científicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la citada casa de altos estudios, realizaron un estudio que demostró la posibilidad de que el Aphodius lividus, un pequeño escarabajo estercolero, sea una opción de control para la plaga de moscas oriundas de Brasil, que producen diferentes problemas en la explotación ganadera nacional.

Con la aparición de los escarabajos pueden estudiarse maneras de moderar diferentes plagas de forma más natural y menos invasiva para el medio ambiente, y de este modo evitar usar productos químicos, potencialmente venenosos.

La mosca de los cuernos es un insecto que llegó al país en 1991 y se expandió por completo en el territorio en 1995. La rápida dispersión de esta especie permitió que, en la actualidad, más del sesenta por ciento del territorio nacional esté invadido. Es decir que el noventa por ciento de las áreas dedicadas a la explotación vacuna tiene presencia de la plaga. Los problemas asociados al H. Irritans provocan pérdidas de entre un quince y un veinte por ciento en la capacidad de producir leche, además de deteriorar tanto el cuero como la carne de los animales.

Esta mosca se clasifica dentro de la especie de ectoparásitos, es decir, que para completar su ciclo vital es necesario que tanto la hembra como el macho de la especie consuman sangre de vacunos. “La mosca de los cuernos es un hematófago, se alimenta de sangre y, por lo general, vive siempre sobre el mismo animal, lo que provoca un efecto irritante en éste. Además, ataca en conjunto, es decir, que un mismo animal puede llegar a tener hasta 20.000 moscas”, señaló el investigador Pedro Mariategui.

Durante dos años se estudió la dinámica poblacional de H. Irritans y A. lividus, así como sus ciclos y características biológicas. En ese período se determinó que estos escarabajos cumplen todos sus ciclos vitales dentro de la bosta y aparecen sólo entre octubre y abril, la misma época en donde lo hace la mosca de los cuernos. Esto significa que los dos aparecen en la misma época, pero los escarabajos se reproducen de manera más explosiva, con lo cual pueden alterarse las condiciones físicas de los desperdicios vacunos.

“La plaga de moscas no se pudo erradicar en ninguna parte del mundo, lo importante es saber cuidar, estudiar y manejar las especies biocontroladoras que nos ayudan a mantenerlas ‘a raya’”, sostuvo Mariategui.

El objetivo de la investigación fue encontrar una manera de poder cortar el ciclo de la mosca de una manera natural y sostenible. Para cumplir con este fin se trabajó con los llamados biocontroladores o especies de control, cuya tarea es reducir la población de una plaga en forma natural, de manera de minimizar el impacto hacia el medio ambiente.

Mario Marini

elperiodista12@hotmail.com



Siguiente Noticia Absolvieron al juez penal marplatense Pedro Hooft

Noticia Anterior BELGRANO CARGAs EN JUJUY

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario