Como devolución al gran gesto y trabajo solidario, CEFIL entregó la primera silla de ruedas a la estudiante Agustina Basso que junto a sus compañeros del colegio Da Vinci juntaron más de 10.000 boletos a lo largo del 2013 y 2014.

El proyecto tuvo como objetivo que los alumnos juntando los boletos, lograran concientizar solidariamente a las personas de generar espacios más limpios y libre de papeles

“Fuimos a la escuela a entregar la silla de ruedas para reconocer que el esfuerzo y el compromiso de estos jóvenes dio sus frutos” manifestó el secretario de la ONG Balut Tarifa Arenas, oportunidad en el que Pablo Schipani, Director de la institución educativa destacó la responsabilidad de los alumnos.

Asimismo, Carlos Rodríguez, tesorero de CEFIL informó que los chicos que participaron del proyecto eligieron a la Residencia de Adultos Mayores Eva Perón para donarle la silla de ruedas.



Siguiente Noticia Primer festival Popular por los Derechos y la Integración

Noticia Anterior Eduardo Bouisson presenta su libro "Asesinato por descuido"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario