Un comisario de la Policía Científica bonaerense mató a un hombre de 27 años e hirió a una adolescente de 15, cuando intentaron hacerle un secuestro virtual en el barrio Pinos de Anchorena.

El episodio se inició ayer a la madrugada, cuando alrededor de las 5 el comisario recibió un llamado telefónico a su domicilio de Saavedra al 4200, en el que le dijeron: “Tenemos a tu hija, danos la plata o te la matamos”.

El policía le dijo que no tenía hija, pero el delincuente que llamó insistió y le dijo: “Sabemos donde vivís y vamos a matar tu mujer”, contaron fuentes de la investigación.

El comisario, al advertir que se trataba de un secuestro virtual, le dijo al delincuente que fuera a su casa a buscar el dinero requerido, por lo que cinco minutos después un Volkswagen Cross Fox, color negro y con vidrios polarizados, se estacionó en la puerta y bajó un hombre.

El policía tomó una escopeta calibre 12,70 y abrió por la mitad la puerta de su casa y cuando el delincuente se aproximó armado le gritó “alto policía”.

En ese momento, dijeron los voceros, se inició un tiroteo entre el comisario y el asaltante, que regresó al auto herido y escapó junto a una joven y al menos un cómplice que lo aguardaba.

Más tarde, el auto fue hallado abandonado en la Plaza Mitre, a 40 cuadras del lugar del tiroteo, y dos de sus ocupantes, un hombre de 27 años y una adolescente 15, ambos sindicados como autores del secuestro virtual, llegaron heridos a bordo de un taxi al hospital Interzonal de Mar del Plata.

A pesar del esfuerzo de los médicos, el hombre, identificado por la policía como David Costich, murió por las heridas sufridas, mientras que la adolescente permanecía internada fuera de peligro, con un herida en la pierna, a raíz de una perdigonada disparada por la escopeta del efectivo policial.



Siguiente Noticia Presentarán herramientas de financiamiento para proyectos innovadores

Noticia Anterior Vecinos de Plaza Mitre preocupados por “inseguridad en el barrio”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario