Los empresarios PYMES de todo el país coincidieron que “las PYMES son víctimas de la inflación”, y que “en las subas de precios hay una responsabilidad compartida entre el Estado y los grandes grupos monopólicos que tienen como único objetivo maximizar sus ganancias”.

Estas afirmaciones surgieron durante una convocatoria realizada en la Ciudad de Buenos Aires donde se ratificó la continuidad de Osvaldo Cornide como presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que representa a 1.438 Federaciones, Cámaras, Centros y Uniones Industriales, Comerciales, de los Servicios, la Construcción, la Producción y los Jóvenes y Mujeres empresarios de todo el país.

“Cuando se habla de inflación, no se dice que las PYMES deben pagar terribles impuestos nacionales, provinciales y municipales, que las economías regionales reciben precios ínfimos por sus productos, y que ni siquiera se les permite el ajuste por inflación en sus balances. Esa es la verdadera inflación”, resumió el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, una de las mayores preocupaciones que tienen actualmente los empresarios chicos y medianos.

La responsabilidad compartida de la inflación a la que se refirieron los empresarios reunidos en la Asamblea de CAME se resume en tres ejes:

-Un Estado con un gasto excesivo y desprolijo, que es solventado con impuestos y tasas nacionales, provinciales y municipales de todo tipo, que pagan las PYMES.

-Una cadena de comercialización que le paga precios ínfimos al productor y luego multiplica por 12 o 13 veces esos valores al público.

-Sectores oligopólicos o monopólicos, que son proveedores de insumos básicos como aluminio, petroquímica, acero, cemento, donde no hay competencia, y le venden a las PYMES a precios desproporcionados, muy superiores a los valores internacionales de esos mismos bienes.

“Las PYMES no son formadoras de precios pero sí generadoras de la mayor cantidad de empleos, no nos agotamos en la queja, generamos propuestas, esta es la voz de las PYMES y queremos llegar a cada rincón del país”, concluyó Cornide. Así, con un estatuto que determina que el 80% de los delegados deben ser del interior del país, CAME marca el “verdadero sentido federal”.



Siguiente Noticia Peñarol y Quilmes adhieren a "chau a la cárcel"

Noticia Anterior El concurso "Derechos en Movimiento" llegó a Miramar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario