Viriginia Sosa protagonizó a fines de 2012 un acampe frente a la Municipalidad luego de ser desafectada de la policía por encabezar un reclamo contra las autoridades por mejoras en los recursos.

En aquel entonces recibió un compromiso de las autoridades de llegar a una solución, algo que se fue dilatando en el tiempo y finalmente en los últimos días se anotició que fue cesanteada.

Por esta razón, la ex sargento que cumplía funciones en la comisaría Tercera resolvió como medida de protesta encadenarse a una de las rejas que rodean de la Iglesia Catedral de Mar del Plata.

Hasta la Peatonal San Martín y Mitre se acercó el titular de la Jefatura Departamental, comisario mayor Darío Ibáñez, que se puso a disposición, aunque las decisiones se adoptan desde el Ministerio de Seguridad.



Siguiente Noticia Misa criolla en el cierre de la muestra de Francisco

Noticia Anterior Cambio de productos: garantizar derecho de los consumidores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario