El pasado 8 de abril se produjeron varios llamados al Centro de Rehabilitación de Fauna Marina de Aquarium, alertando de la presencia de un “delfín” varado en “Waikiki”, zona costera al extremo sur de Punta Mogotes.

Al corroborarse la información, se constató que se trataba de un ejemplar joven de ballena Minke, del género Balaenoptera sp. , el cual se encontraba varado entre las rocas.

El animal no presentaba lesiones que pusieran en riesgo su vida, pero debido al estado del mar no podía retornar a aguas seguras, al otro lado de la rompiente. En base a esta información se decidió enviar personal del Centro de Rehabilitación de Fauna Marina de Aquarium.

El animal fue asistido bajo la supervisión del equipo profesional de Aquarium, realizando maniobras tendientes a inducir los movimientos de la aleta caudal (cola) y llevarlo a aguas más profundas.

Luego de varios intentos que llevaron algo más de una hora, en los cuales el ballenato volvió a encallarse, se logró el objetivo y el animal regreso mar adentro valiéndose por sí mismo.

ballenatoCabe destacar que en la operación se contó con la colaboración de algunos surfers que se encontraban en el lugar. Mientras el animal se alejaba se lo controló desde la costa observándose que presentaba una frecuencia respiratoria normal, hasta que se perdió de vista en la distancia.

Esta ballena no es la misma que se reproduce y pare en Puerto Madryn (Ballena franca austral), pero no es raro avistar esta especie de ballena Minke por las costas de Mar del Plata, ya que también cumple sus rutas migratorias frente a nuestras costas. Sí son poco frecuentes los varamientos, es probable que haya ocurrido debido a las adversas condiciones del mar y las características irregulares de la costa en esa zona de “Waikiki”.

Un ejemplar adulto de esta especie (Balaenoptera acutorostrata) puede llegar a medir 7,8 metros y pesar unas 6,4 toneladas. Aparentemente este ejemplar pertenecería a una subespecie comúnmente denominada pigmea, cuya distribución se extiende en el hemisferio sur desde el ecuador hasta aguas subantárticas. Teniendo en cuenta las medidas observadas (2,5 metros aproximadamente) seria un ejemplar macho de corta edad, lo que nos hace suponer que debería estar en compañía de su madre.

Es la tercera vez que el Centro de Rehabilitación de Fauna Marina de Aquarium acude al varamiento de un ejemplar de esta especie. En la primera oportunidad se trató de un animal que ya se encontraba muerto, en el segundo caso la ballena estaba con vida pero con la mandíbula fracturada y a pesar de los esfuerzos realizados no se logró recuperarla.

En este caso y gracias al esfuerzo conjunto del personal de Aquarium y público presente, fue posible brindarle una nueva oportunidad de vida a este ballenato de Minke.



Siguiente Noticia Ya se tramitaron diez mil pases estudiantiles

Noticia Anterior Roedores "atienden" y mueren en dependencia judicial

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario