El Movimiento Universitario SUR reflejó una delicada situación que se registra en la Facultad de Ciencias de la Salud y Servicio Social de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

El conflicto se centra en que más de 500 alumnos ingresantes quedarían sin poder cursar las materias de primer año, motivado por la restringida oferta de una única opción horaria para cursar las materias de las carreras que dicta la Unidad Académica.

“Somos la única Facultad que aún no ofrece siquiera doble banda horaria para que los estudiantes puedan optar en qué horario cursar”, sostuvieron desde este movimiento estudiantil.

En tal sentido, destacaron que las dificultades económicas por las que atraviesa el país obliga a que la mayoría de los estudiantes se vean obligados a trabajar y estudiar.

Contemplando esta situación, desde el Centro de Estudiantes trabajaron durante meses en un proyecto de doble banda horaria, junto a estudiantes, supervisado incluso por docentes y la misma decana, Paula Mantero, proyecto que reunió los consensos necesarios dada su viabilidad.

Sin embargo, desde el Movimiento Universitario Sur denunciaron que “es justamente la máxima autoridad de la Facultad quien se niega a implementar este proyecto que es la garantía para que cientos de estudiantes no abandonen sus estudios”.

Del curso de ingreso 2014, participaron 800 estudiantes y hoy peligra la cursada de más de la mitad de ellos. Por otra parte, la superpoblación en las clases al existir una única oferta horaria para las materias, obliga a los estudiantes a cursar amontonados y sentados en el piso, excediendo las capacidades áulicas.

Según dejan ver los dirigentes estudiantiles, toda esta cuestión se resolvería implementando la “doble banda horaria”, tal como ha quedado demostrado en las demás Facultades de la UNMDP.

“Exigimos a la Decana de la Facultad Paula Mantero, que asuma la responsabilidad que su investidura le adjudica y que tome cartas en el asunto ya que su actitud indiferente atenta contra nuestro derecho a cursar dignamente y a muchos nos obliga a elegir entre trabajar y estudiar. Su rol irresponsable ante la falta de bandas horarias para cursar deja a cientos de estudiantes fuera de las aulas y lesiona a la Educación Pública en forma directa”, manifestó Sofía Ardusso, representante estudiantil.

Los estudiantes convocaron a la jornada de difusión de la problemática, que se llevará adelante este miércoles desde las 10, en el 4to. piso de la mencionada Facultad.



Siguiente Noticia Refuerzan controles en plantas y transportes de pescado

Noticia Anterior Campaña de vacunación antigripal en Mar Chiquita

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario