El ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Arlía, junto al escribano Pablo Sarlo, Administrador General del Instituto de la Vivienda bonaerense, mantuvieron una reunión con dirigentes de la Seccional Mar del Plata de la Unión Obrera de la Construcción, con quienes analizaron la situación habitacional de cientos de marplatenses.

Los dirigentes Jorge y César Trujillo le plantearon la necesidad de finalizar planes de viviendas ya en marcha, como el caso de las que faltan construir para el traslado definitivo de los aún habitantes del asentamiento de Paso, como asimismo la urgente necesidad de nuevos emprendimientos ante el déficit habitacional que hoy padece Mar del Plata.

A casi diez años de iniciado el proceso de relocalización de los habitantes de la villa de Paso, se anunció que de acá a un año las familias que aún permanecen en esos terrenos ubicados en el barrio San Carlos serán relocalizadas contarán con su vivienda.

En la sede del gremio de Olazábal casi 25 de Mayo, se indicó que son 58 las familias que se encuentran en esta situación.

Este plan denominado Dignidad se inició durante el gobierno de Daniel Katz, con financiamiento de la Provincia, y contemplaba el traslado de unas 500 familias.

La última entrega se produjo en abril del año pasado, mientras que una docena de viviendas a medio construir fueron tomadas en octubre pasado por un grupo de familias en el barrio El Martillo.

Sobre esta cuestión, en los próximos días se desarrollará una audiencia con la Fiscalía General para tratar de hallar una solución a esas familias que mantienen usurpadas una docenas de casas que no están terminadas y que tienen como destinatarios familias de la villa de Paso.



Siguiente Noticia Aldosivi sufrió un "huracán" de fallos arbitrales

Noticia Anterior La cruz de Francisco, en el inicio de la Semana Santa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario