El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires está fuertemente comprometido desde siempre y trabaja constantemente con el objetivo de fomentar la Tenencia Responsable como parte de las estrategias y recomendaciones para la implementación de las directrices establecidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para el control de poblaciones caninas.

A través de un comunicado, la entidad colegiada destacó que promover la Tenencia Responsable permite reducir la cantidad de animales errantes y sin controles, mejorar su estado de salud y bienestar, reducir el riesgo que representan para la sociedad (mordeduras, accidentes de tránsito, etc.), y prevenir las enfermedades zoonóticas.

Esta tarea requiere de la intervención de las instituciones y organismos del Estado competentes. Es decir, es necesario concientizar y brindar información sobre las responsabilidades que incumben a los propietarios de los animales, a la sociedad en general y a las autoridades y Municipios en particular, sobre la problemática y su abanico de soluciones. Debe realizarse a través de la comunicación, la participación, la cooperación, las políticas preventivas, legislaciones y estrategias pedagógicas para el control y la prevención.

Desde la educación pública es menester implementar programas elaborados por equipos multidisciplinarios que promuevan las prácticas responsables necesarias en todos los niveles educativos. De esta manera se pueden generar más herramientas que permitan crear conciencia, por medio de un ámbito de aprendizaje institucionalizado, sobre el significado de la Tenencia Responsable en niños, adolescentes y adultos. Esto permite, además, crear una conciencia colectiva de la problemática en los docentes, en los alumnos de las carreras vinculadas a la problemática y en la ciudadanía en general.

Tomar conciencia sobre el concepto de Tenencia Responsable no solo es saber que al adoptar un animal se tiene la obligación de alimentarlo adecuadamente, contenerlo y darle un espacio acorde a sus necesidades, sino también implica asumir una responsabilidad vinculada a la Salud Pública: vacunarlo, higienizarlo, desparasitarlo, controlar las pulgas y garrapatas, esterilizarlo, visitar periódicamente al veterinario etc.

Esto conlleva el respeto a las normas de salud y seguridad pública para prevenir, como se dijo anteriormente, los riesgos que pueden generar como potenciales agresores o transmisores de enfermedades zoonóticas a las personas (como la rabia y la hidatidosis, por ejemplo), a los animales y al medio ambiente en general.

La implementación de políticas nacionales para enseñar estos lineamientos básicos, son indispensables para el avance en los temas vinculados a la Salud Pública, la sanidad animal y el control de la población canina y felina vagabunda. Es por eso, que desde nuestro rol de veterinarios, debemos instaurar y perpetuar las prácticas preventivas de enfermedades zoonóticas y a la vez garantizar el bienestar de los animales.

Darle continuidad en el tiempo a todos los programas establecidos para el control de las poblaciones caninas y la prevención de las enfermedades, es la forma de garantizar el éxito de cada una de nuestras acciones.

“Día a día debemos avanzar en las medidas necesarias para que el estado Nacional, Provincial y Municipal, trabajen activamente en pos de la Tenencia Responsable, con la participación de todos los actores, cada uno cumpliendo su parte”, finalizó.



Siguiente Noticia Merecido reconocimiento a la atleta Noelina Madarieta

Noticia Anterior Aparecieron pingüinos muertos en Punta Mogotes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario