La lluvia caída en los últimos días provocó que el establecimiento educativo ubicado en Libertad al 6800 se llenara de agua por los recurrentes problemas con los desagües.

La vicedirectora de la Escuela Especial 507, Sandra Fernández, reconoció que hace tiempo vienen reclamando obras para evitar este tipo de problemas y ante esta situación debieron suspender las clases, ya que no estaban dadas las condiciones para que concurran los 120 chicos que diariamente pasan por esas aulas.

A raíz de los inconvenientes con los desagües, el agua desbordó los salones, la biblioteca y la cocina, a lo cual se sumaron filtraciones importantes por los techos con lo cual también se vio afectada la planta alta, así como también el gabinete informático donde se encuentran las computadoras del Plan Conectar Igualdad.

Desde la Dirección de Infraestructura se les informó que se debe volver a hacer una obra de desagües pluviales y mientras se aguarda esa respuesta, lo unico que se hace es un paliativo de desagotes de pozos, lo cual no es suficiente.

La vicedirectora sostuvo que “se han hecho todas las gestiones y presentaciones en tiempo y forma pero hace años que se espera una respuesta”.



Siguiente Noticia Empleados de Casinos se suman al paro

Noticia Anterior Continúan las medidas de protesta en el Auditorium

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario