A diez días del siniestro vial ocurrido en la ruta 226 que protagonizó el ex piloto de TC, Eduardo lalo Ramos, y que dejó como saldo un menor de 4 años internado con fractura de cráneo, se realizaron las pericias mecánicas a los autos siniestrados para determinar, entre otras cuestiones, la velocidad en que circulaban al momento del choque.

El hecho que se le imputa a Ramos (47) ocurrió en la tarde del sábado 29 de marzo cuando conducía su Mercedes Benz y chocó desde atrás con un Chevrolet Corsa, en el kilómetro 19 de la ruta 226, a la altura del paraje La Gloria de la Peregrina, cerca de Sierra de los Padres.

Por otra parte, los familiares de Thiago, el menor de 4 años que sufrió graves heridas a causa del impacto, señalaron que continúa con una favorable evolución y durante el fin de semana lo derivaron a una habitación común del Hospital Materno Infantil.

Hasta el momento, el ex piloto de automovilismo no se puso en contacto de manera directa con la familia de Thiago.

Cabe recordar que, Ramos estaba alcoholizado al momento de protagonizar la colisión, de acuerdo al resultado que arrojaron los resultados de los análisis de sangre y orina que determinaron que el actual dirigente político tenía 1.54 miligramos de alchol en sangre y 1.51 en orina cunado el máximo establecido es de 0,5.

Mientras que, los análisis de las muestras extraídas al ex piloto el día del siniestro determinaron que no había consumido drogas.

Por su parte, el juez de Garantías local, Gabriel Bombini, concedió el pedido de excarcelación solicitado por el abogado César Sivo.

No obstante, Ramos deberá cumplir con una serie de disposiciones como que no podrá manejar durante todo el proceso y deberá entregar su licencia de conducir. Además, una vez a la semana deberá presentarse en el Juzgado y no podrá salir del país ni ausentarse de su domicilio más de 24 horas.



Siguiente Noticia "Estamos preocupados por un Código que baja penas en 146 delitos"

Noticia Anterior Incluirán 108 nuevos productos al programa Precios Cuidados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario