Los más de 1500 delegados y delegadas que participaron, durante dos días, del Congreso Nacional de la CTA que se realizó en Mar del Plata, definieron adherir al paro nacional de 24 horas para el 10 de abril, en “Unidad de Acción” con todos los sectores dispuestos a luchar contra el ajuste.

Los ejes reivindicatorios del paro nacional son: por paritarias libres, sin topes ni cuotas. Salario Mínimo Vital y Móvil no inferior a 9000 pesos; eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios y de los topes a las asignaciones familiares; aumento jubilatorio de emergencia y 82% móvil para los jubilados; prohibición de suspensiones y despidos; contra la precarización laboral y las tercerizaciones; derogación de las leyes antiterroristas, de riesgos de trabajo y de asociaciones sindicales; contra la criminalización de la protesta social, libertad a los presos por luchar, libertad a los petroleros de Las Heras condenados a cadena perpetua.

Además, los congresales definieron convocar y participar activamente en la marcha 1150 de los jubilados, el próximo 23 de abril a las 15 en el Congreso de la Nación, y en todo el país y participar activamente en la Campaña por el millón de firmas en apoyo a la nueva Ley previsional presentada en la Cámara de Diputados.

También, apoyar y participar en la marcha nacional de Los Chicos del Pueblo de Misiones a Plaza de Mayo con delegaciones de niños de todo el Continente “el Hambre es un Crimen, ni un pibe menos”. Detrás de cada chico de la calle hay un padre desocupado-precarizado.

Por otro lado, el Congreso Nacional de la CTA rechazó el pago a Repsol y se manifestó en contra la instalación de MONSANTO en la localidad Malvinas Argentinas-Córdoba y se definió impulsar en todo el país el plebiscito nacional por la Soberanía sobre los Bienes Comunes.



Siguiente Noticia Omar Gandara en la largada simbólica del Desafío Ruta 40

Noticia Anterior Ruidosa protesta de choferes de colectivos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario