El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el embajador argentino en Venezuela, Carlos Cheppi, participaron de un acto del FPV en Mar del Plata donde analizaron la situación política del país, de la ciudad y expresaron sus intenciones políticas y proyectos con vistas al 2015.

En el encuentro que se realizó en el Teatro Radio City Roxy, participaron más de 800 personas entre ellos, dirigentes políticos, sociales y sindicales, acompañados de la militancia de agrupaciones como el Frente Marplatense Nacional y Popular, JP Descamisados, Proyecto Justicialista Marplatense, Encuentro Nacional y Popular (Enapo), La Scalabrini, Kolina, Partido Intransigente, JP Nestor Kirchner, la JP Campora, la Martin Fierro, Socialismo Marplatense, entre otras.

El Gobernador Urribarri y el embajador Cheppi estuvieron acompañados además, por sus funcionarios más cercanos: concejales del FpV local, ministros, diputados e intendentes de Entre Ríos; así como también de sus equipos técnicos.

Carlos Cheppi fue quién inició el discurso de apertura del acto, en el cual, presentó a la audiencia al gobernador y destacó los puntos que los unen: “el gobernador Urribarri ha transformado la producción primaria, la producción agroindustrial, pero también ha puesto a la provincia de Entre Ríos en las primeras posiciones del turismo nacional, como lo demuestran los datos del crecimiento de Entre Ríos. (…) Mar del Plata tiene que ser una ciudad industrial que profundice el turismo, pero tiene que ser una ciudad industrial”, señaló Cheppi.

En esa misma línea, continuó su análisis sobre la situación actual del partido de General Pueyrredon y advirtió sobre los problemas estructurales de la ciudad balnearia: “Mar del Plata tiene serios problemas estructurales, muy grandes, el problema del desempleo es sólo un indicador, y los problemas estructurales no se cambian haciendo lo mismo, se cambian cambiando las estructuras” subrayó Cheppi.

Y responsabilizó de estos flagelos, a la actual dirigencia del Partido de General Pueyrredon, porque ella fue el resultado de la alianza de poder económico concentrado y poder mediático. “Mar del Plata no puede seguir siendo aquello que mande el dueño del Hotel Hermitage y Provincial” sentenció. “Urribarri no es el candidato de los medios sino de las transformaciones” y es esta la continuidad que necesita la región, señaló Cheppi.

Luego fue el turno de Urribarri, quién por su parte, se definió como: “la mejor expresión del modelo nacional y popular de transformación de Néstor y Cristina de estos diez años” oficializando así su candidatura para las elecciones presidenciales de 2015.



Siguiente Noticia Comienza a sentirse la desaceleración del consumo

Noticia Anterior Impulsan un régimen promocional para sector turístico

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario