La Secretaría General de la Gobernación, a través de la dirección provincial de Sistemas de Información y Tecnologías (DPSIT), recomendó donar o reciclar las computadoras o impresoras en desuso en vez de desecharlas, para evitar así que sus componentes dañen al medio ambiente.

Según precisaron los especialistas de la Dirección, en promedio, los equipos informáticos tienen un 3 por ciento de elementos potencialmente tóxicos, como plomo, mercurio, berilio, selenio, cadmio, cromo; sustancias halogenadas y otras ignífugas como el arsénico y el amianto que pueden generar daños ambientales o a la salud de las personas.

No obstante, los técnicos aclararon que los componentes informáticos no contaminan mientras estén en funcionamiento o almacenados correctamente, a la vez que detallaron que se puede recuperar y reciclar entre un 90 y un 95 por ciento de cada equipo.

Por esta razón, la DPSIT recomendó no sacar a la calle ni arrojar a la basura monitores, computadoras o impresoras en desuso y, por el contrario, exhortó a los usuarios a llevarlos a centros de reciclado para que estos dispositivos o algunas de sus partes puedan ser reutilizados y donados a instituciones sin fines de lucro o escuelas.

“Con las distintas áreas de gobierno y el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) trabajamos para optimizar diversos mecanismos que ayuden a impedir que los avances tecnológicos y el aceleramiento del consumo de dispositivos electrónicos generen perjuicios a nuestro entorno”, sostuvo el secretario general, Martín Ferré.

Para el funcionario, “también es fundamental que todos los usuarios actuemos con la mayor responsabilidad posible: reciclar o donar los dispositivos que ya no usamos son los pasos a seguir ya que no sólo evita la contaminación ambiental sino que también colabora para achicar la brecha tecnológica”.

“El desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación e información provoca el recambio constante de artefactos y, con ello, un incremento de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), por lo que es trascendental un trabajo articulado para generar conciencia, lograr la disposición segura de elementos o favorecer la reutilización tecnológica”, completó el subsecretario General, Pablo Pernicone, área de la que depende la DPSIT.

Bajo esta premisa, se recordó que la Provincia trabaja articuladamente con los municipios, organizaciones no gubernamentales y casas de altos estudios con asiento en el territorio, como la Universidad Nacional de La Plata, reconocida ampliamente por su programa E-Basura.



Siguiente Noticia Hasta Semana Santa funciona Bolsa del Libro de los casineros

Noticia Anterior Capacitación laboral para personas transexuales y travestis

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario