Frente a los episodios de linchamiento que conmovieron al país en los últimos días, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires hizo una llamamiento a profundizar los caminos de la convivencia, la inclusión y la igualdad, al poner el acento en la resolución de las problemáticas sociales de los sectores más vulnerables a partir de una complementación más intensa entre el Estado y la sociedad civil.

El Defensor, Carlos Bonicatto, repudió los sucesos que se multiplicaron en el territorio nacional y consideró que “los linchamientos son actos criminales que deben calificarse como homicidios”.

“Cuál es la razón por la cual una sociedad reacciona de una manera que repulsa la vida democrática y las normas más elementales de convivencia, debe ser motivo de un análisis serio, mesurado, urgente y alejado de todo interés especulativo, partidario o electoral, ya que nos expresa a todos como sociedad”, remarcó Bonicatto.

Por ese motivo, el Defensor del Pueblo destacó que “el camino de avance en el campo de los derechos no puede retroceder. Los estados deben tener como premisas fundamentales el respeto a la dignidad e integridad de las personas y el cumplimiento de los Derechos Humanos, por eso es necesario seguir avanzando en el reconocimiento y ampliación de derechos y en el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas”.

Bonicatto sostuvo “una clara postura a favor de aquellas personas que viven en estado permanente de desamparo, proclamando que las defensorías somos neutrales, sino que estamos a favor de quienes representan mayor vulnerabilidad”.



Siguiente Noticia Al final, preselección de patín no viaja a Alemania

Noticia Anterior Terremoto en Chile, ¿Cómo estamos en Argentina?

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario