Las ventas por unidades en los comercios cayeron 7,2 por ciento en marzo respecto de igual mes del año pasado, según un informe difundido por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El trabajo precisó que es la tercera caída consecutiva interanual y la contracción más fuerte desde octubre de 2009, en medio del efecto que provocó la recesión de ese año.

Con el resultado de marzo, el nivel de ventas minoristas acumula una baja de 5,8% en el primer trimestre con respecto a igual período de 2013.

“Es el tercer mes consecutivo en que las ventas se desploman, ante una demanda que muestra algunos síntomas de debilitamiento, y que a la vez, se mantiene expectante esperando que los precios de algunos productos se acomoden, o que vuelvan las facilidades de financiamiento”, consideró la entidad en un comunicado de prensa.

CAME señaló que “todos los rubros que componen la canasta de bienes y servicios relevada tuvieron caídas interanuales, lideradas por los rubros Electrodomésticos (caída interanual del 16,4%) e Inmobiliarias (-19,8%).

La entidad que preside Osvaldo Cornide afirmó que la fuerte caída en las ventas “preocupa a los empresarios del sector minorista” porque a diferencia de lo que sucedió en otros meses, la población ya no se refugia en otros activos financieros (dólar, acciones, bonos) o reales (propiedades o autos) para paliar la suba de precios, sino que, por el contrario, se trataría “de un recorte en el consumo, donde quedan de manifiesto los problemas de ingresos que están enfrentando las familias”.

Asimismo, reveló que “los rubros que lanzaron promociones y ofrecieron descuentos significativos”, tuvieron mejor desempeño.

Las cifras confirman que la inflación, no compensada por aumentos de salarios, afecta duramente el consumo, uno de los motores del modelo kirchnerista.



Siguiente Noticia Matan a un delincuente en una entradera

Noticia Anterior Creciente demanda por la vacuna antigripal en salas de salud

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario