Activistas de la organización ambientalista colocaron etiquetas con la frase “Vitamina asesina de bosques” en las prendas del local de la marca, ubicado en la zona de Güemes, con el objetivo de alertar a los consumidores que los dueños de la empresa planean desmontar más de 6.000 hectáreas protegidas por la Ley de Bosques.

Esta actividad también fue realizada en las ciudades de Córdoba, Rosario, Mendoza, Salta y Buenos Aires.

“Una empresa no puede decidir a qué normativa ajustarse para poder arrasar con las topadoras donde no está permitido. La Ley de Bosques está por encima de cualquier reglamentación provincial y tienen que respetarla. Convocamos a los argentinos a sumarse al reclamo para que desistan de cometer este verdadero crimen ambiental.”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

La estancia a desmontar se denomina “El Carmen” y tiene una superficie de 7.407 hectáreas. Es propiedad de Aldo Adriano Navilli y sus hijos, dueños de la empresa de ropa femenina Vitamina.

Se ubica cerca de la ciudad de Embarcación, en Salta, y está protegida por la Ley de Bosques. Sin embargo, a solicitud de sus titulares, el gobierno provincial autorizó el cambio de zonificación para que puedan ser desmontadas 6.457 hectáreas, una extensión equivalente a un tercio de la Ciudad de Buenos Aires.

La deforestación de la finca afectará seriamente a las comunidades indígenas de la región, que vienen denunciando el aumento de los desmontes en sus territorios a pesar de la Ley de Bosques en vigencia. Desde su sanción, en la provincia se deforestaron más de 350 mil hectáreas, de las cuales 100 mil eran zonas protegidas.



Siguiente Noticia Docentes convocan a una "marcha blanca"

Noticia Anterior Peñarol vapuleó en el clásico a Quilmes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario