Peñarol se quedó anoche con el clásico marplatense al vapulear a Quilmes por 86 a 59, con un segundo tiempo espectacular y efectivo, en encuentro de la 29na. fecha de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol.

En el historial también domina ampliamente Peñarol: 58 a 27.

El partido se jugó en el Polideportivo Islas Malvinas ante 6.500 espectadores y los parciales fueron: 15-17. 27-32, 52-44 y 86-59.

En el `Milrayitas` se destacaron el base Facundo Campazzo, con 14 tantos, 7 asistencias, 5 recuperos, 4 rebotes y 5 pérdidas, el ala pivote Leonardo Gutiérrez, con 19 puntos, con 5 de 8 en triples, los aleros Adrián Boccia, con 16, y Franco Giorgetti, con 13.

En tanto en Quilmes, el goleador fue el escolta Walter Baxley, con 11 conversiones.

Peñarol se recuperó de un flojo primer tiempo (sólo anotó 27 puntos), pero en el segundo, de la mano de Campazzo, fue amplio dominador y se quedó con una concluyente victoria.

Quilmes comenzó más compenetrado, jugando con una dura defensa y en ataque moviendo bien el balón y con dos triples, uno de Fabián Sahdi y otro de Walter Baxley, se adelantó 12 a 7.

En cambio, Peñarol fue todo lo contrario ya que estaba acelerado y fallaba en la definición.

Sin embargo, el cervecero no pudo alcanzar una mayor luz porque las pérdidas (8) fueron su talón de aquiles.

Eso le permitió al `Milrayitas`, con conversiones de Adrián Boccia, achicar cifras y quedar abajo por un solo doble: 17 a 15.

En el arranque del segundo parcial, con un triple de Leonardo Gutiérrez y un buen pasaje de Facundo Campazzo se escapó a 22 a 17.

Quilmes estuvo tres minutos sin convertir, pero cuando ingresó Luca Vildoza, más el desequilibrio debajo de los cestos de Tayavek Gallizi (6 puntos) y Maximiliano Maciel (5), la visita llegó al final del parcial con 5 de diferencia (32 a 27).

En el tercer segmento, Peñarol fue otro equipo, aprovechó las perdidas (5) de Quilmes, primero con 6 puntos de Boccia y luego con el aporte que trajo desde el banco Giorgetti (7), lo dio vuelta, se alejó 52 a 41, pero luego un triple e Lucas Ortiz acortó a 8 (52/44), marcador con el que entraron a jugar los últimos diez minutos.

En esa parte final, Peñarol fue un aluvión con un Campazzo con todas las luces, con Giorgetti dando una mano, y con dos triples de Gutiérrez y 1 de Martín Leva, terminó por redondear una paliza, con un segundo tiempo como en sus mejores épocas.

– síntesis – Peñarol (86): Facundo Campazzo 14, Forrest Fischer 4, Adrián Boccia 16, Leonardo Gutiérrez 19, Martín Leiva 12 (formación inicial); Gabriel Fernández 3, Axel Weinganad 2, Santiago Giorgetti 2, Isaac Sosa 0, Franco Giorgetti 11, Matías Ibarra 3. DT: Fernando Rivero.

Quilmes (59): Fabián Sahdi 3, Walter Baxley 11, Federico Piñero 8, Mario Ghersetti 2, Diego Romero 4 (formación inicial); Maximiliano Maciel 10, Lucas Ortiz 10, Tayavek Gallizzi 6, Luca Vildoza 5. DT: Leandro Ramella.

Progresión: 15-17. 27-32, 52-44 y 86-59.

Arbitros: Pablo Estévez y Javier Mendoza.

Estadio: Polidepotivo Islas Malvinas.



Siguiente Noticia Activistas de Greenpeace protestaron frente a un local de ropa

Noticia Anterior Crece la promoción de paquetes turísticos en Argentina

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario