El servicio de mensajería instantánea tiene tantos adeptos y se escriben tantos mensajes por día que las víctimas verdaderas podrían ser las muñecas y pulgares.

La revista médica The Lancet fue quien publicó en su último número un artículo acerca de las lesiones en las muñecas y los dedos de los usuarios de telefonía móvil. Según entienden, estas personas están más propensas a ciertas afecciones físicas en las manos por usar de manera excesiva sus teléfonos, más específicamente ciertas aplicaciones de los dispositivos inteligentes.

El padecimiento fue rotulado como “whatsappitis” en clara referencia a la herramienta WhatsApp, cuya opción de enviar ilimitados mensajes instantáneos, incluso formando grupos de personas en una misma conversación pueden tener a un usuario pendiente de un chat por un largo tiempo, aún cuando las articulaciones de las manos comiencen a mostrar síntomas de fatiga.

La nota publicada tomó como protagonista a una médica que pasó la Nochebuena de guardia y que al salir del trabajo tuvo que volver al hospital pero como paciente por los intensos dolores en su mano y brazo. Como resultado se pudo saber que al terminar su guardia “sujetó el teléfono móvil, que pesaba 130 gramos, por lo menos durante 6 horas” respondiendo los saludos de Navidad.

En el informe médico agregó que “durante este tiempo, realizó movimientos continuos con ambos pulgares para enviar mensajes” lo que naturalmente podría generar lo mismo que afecta a quienes usan continuamente un mouse. La afección más conocida es la tendinitis, pero en este caso The Lancet prefirió usar una denominación un tanto polémica pero necesaria para llamar la atención de los usuarios, a quienes los señala como potenciales afectados.



Siguiente Noticia Cómo recuperar tu PC robada

Noticia Anterior Cafrexport busca soluciones para el sector pesquero

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario