Mil setecientos metros de nueva cañería ya fueron dispuestos en un sector del barrio “Vieja Terminal” donde Obras Sanitarias MGP desarrolla la tercera etapa del Plan Pérdida Cero, buscando, fundamentalmente, adaptar los conductos a las exigencias habitacionales actuales del lugar, cuya fisonomía urbana experimentó un crecimiento significativo en orden a la propiedad horizontal en los últimos años, con la consecuente demanda que ello genera en el sistema.

En efecto – y tal como aconteciera recientemente en “Loma de Santa Cecilia”, donde la empresa presidida por el ingeniero Mario Dell Olio cumplió con la renovación de 3.620 metros de caños cuyo origen operativo superaba los 80 años de funcionalidad – OSSE acciona hoy día una vez más respondiendo al plan en cuestión y a la iniciativa RANF (Reducción de Agua No Contabilizada) que persiguen idéntico objetivo: minimizar las posibles fugas del sistema.

En este caso, vale remarcar, se trabaja en un radio de 32 manzanas (Alberti, Rodríguez Peña, Olavarría y Lamadrid) para concretar el tendido final de 8000 metros de nueva cañería haciendo foco, además, en la modernización y adaptación operativa de empalmes, ramales, conexiones domiciliarias, válvulas de corte, piezas especiales y hasta manómetros, que son utilizados para recabar información y obtener mediciones, lo que beneficiará en la prestación final a 12.000 vecinos.

ACTIVIDAD PARA ESTE LUNES

En este contexto, desde la empresa sanitaria se confirmó actividad ininterrumpida en el sector durante el curso de la pasada semana hasta llegar a este lunes 31 de marzo con operarios ejecutando tareas sobre calle Sarmiento, entre San Lorenzo y Avellaneda.

Según se estableció, en dicho lugar se estará procediendo –entre las 8 y las 18 hs aproximadamente- al recambio de un nuevo tramo de 100 metros de conductos siempre bajo la tecnología conocida como “pipe bursting” que, con marcado éxito, se ha aplicado recientemente en la renovación de cañerías que OSSE efectivizó en la Loma de Santa Cecilia.

A propósito de esto último, dicha actividad en “Santa Cecilia” marcó un antes y un después en la prestación en el sector. Esto se ha visto reflejado en la notable merma en los requerimientos generados por el Centro de Atención al Cliente de la empresa sanitaria, en relación a los habitantes del lugar. Allí, como ahora en la “Vieja Terminal”, se trabajó con metodología de punta minimizando el impacto ambiental, la rotura del pavimento y las interferencias con conexiones de otros servicios, dejando la funcionalidad acorde a las exigencias modernas.



Siguiente Noticia Parasudamericanos: tres medallas en Boccia

Noticia Anterior Se normalizó el servicio nocturno de colectivos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario