El gobierno bonaerense convocó a una nueva reunión paritaria al Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) y a UDOCBA para intentar destrabar el conflicto, en el decimoséptimo día de huelga de los educadores en reclamo de un aumento salarial de 35 por ciento.

El encuentro se concretó en la Subsecretaría de la Negociación Colectiva del Sector Público, dependiente del Ministerio de Trabajo provincial, situada en la calle 56, entre 17 y 18, de la ciudad de La Plata.

Allí, la administración sciolista representada por el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango; la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucía; y el subsecretario de Economía, Agustín Lódola, ofertaron subir el mínimo de los docentes a $ 5.000.

La titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, confirmó que el gobierno bonaerense les realizó una nueva oferta y que a partir de agosto el salario mínimo pasará de $ 3.600 a $ 5.000.

“La propuesta fue realmente sorprendente. El gobierno tuvo en cuenta algunos de los puntos que veníamos reclamando”, contó Petrocini y explicó que el aumento último se efectuará en agosto.

Además sostuvo que la “propuesta será evaluada y habrá una asamblea por la tarde”.

Por su parte, Roberto Baradel, titular del SUTEBA, dijo que “los docentes van a recepcionar esta propuesta y nos van a mandar mandato a nosotros con su aceptación y rechazo”.



Siguiente Noticia Hoteles que hay que visitar antes de morir

Noticia Anterior Ayuda escolar a empleados del Complejo Penitenciario

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario