Centenares de fieles se acercaron al templo mayor de Mar del Plata, para celebrar la solemnidad de la Anunciación del Señor, y en este día, rezar por todos los niños por nacer. La misa fue presidida por el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino.

Durante la eucaristía, bautizó a un bebé asisistido por Ain Karem, servicio de la Iglesia Católica, que ayuda y acompaña a embarazadas en riesgo de aborto.

“Hablan a su favor las numerosas madres que hoy se sienten felices de haber optado por la vida. Las felicito por su valentía”, dijo el obispo, a las mamás que acompaña este servicio diocesano.

En su homilía el obispo resaltó que “en el día en que celebramos el inicio de la vida humana de aquél que vino para darnos su vida divina, celebramos también el día del niño por nacer. En una cultura que parece querer olvidar que el derecho a la vida es el primero y más fundamental de los derechos, la solemnidad de la Anunciación nos recuerda que la vida humana es un valor inviolable”.

“No puedo olvidar ni dejar de agradecer a los miembros de la Pastoral de la mujer, por su trabajo realizado en coordinación con Ain Karem, y que hoy han organizado el Rosario por la Vida”, detalló y finalmente agradeció “este triunfo de la vida” a la Virgen María, y encomendó los esfuerzos “a fin de ser siempre instrumentos del Dios de la Vida”.



Siguiente Noticia Buscan regular la actividad de las Murgas

Noticia Anterior Realizarán casi 200 mamografías en móvil sanitario en Mar Chiquita

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario