La fiscal María Isabel Sanchez, a cargo del caso del taxista asesinado, sostuvo que son varias las hipótesis que manejan en torno a lo sucedido y valoró el aporte de la gente que suministró datos que pueden tener relación con lo sucedido en las primeras horas de la madrugada del lunes en calle 190 casi 9 de Julio.

En las próximas horas se solicitará al juez de Garantías alguna medida que permita dar con los autores del ilícito. “En este sentido quiero aclarar que hay varias hipótesis de trabajo donde hay algunas mucho más firmes y sobre esa base se trabaja, hay elementos que se recolectaron en el lugar del hecho y en la operación de autopsia que serán objeto de cotejo en eventuales pericias de ADN y químicas a realizar más adelante”, explicó en declaraciones a Radio La Red (FM 91.3).

Todo hace presuponer que son dos los autores del crimen y que se tratarían de los pasajeros que Guillermo Koiv trasladaba en su taxi. “Es lo que se pudo obtener de la visión de las cámaras de seguridad, del análisis del teléfono celuar de la víctima y del GPS del auto que conducía. Sobre la base de esta información se pudo establecer que hubo un último viaje que fue abordado en la calle por dos sujetos, que en las imágenes que hasta el momento han sido analizadas no se pudo apreciar las características físicas, pero sí se pudo determinar que uno viajaba em el asiento del acompañante y el otro detrás del taxista”, detalló.

La fiscal Sánchez aclaró que no cuentan con una imágen que muestre el momento en que los sujetos abordaron el taxi y por eso solicitó si hay algún particular que tenga imágenes del lugar del hecho, de las inmediaciones de donde se produjo el crimen o de donde ascendieron al taxi, “que no fue en el microcentro”, aclaró pero sería en la zona de Jara y Juan B. Justo.

Con respecto a si se tratarían de delincuentes menores de edad, la doctora Sánchez no lo descartó aunque indicó que tiene sobradas pruebas de que podrían ser mayores, a raíz de testimonios recabados y de información suministrada.

Más adelante, sostuvo que resulta llamativo que el botón antipánico nunca haya sido activado ni que haya dado ninguna señal de que pudo estar en peligro, “sin perjuicio de lo cual esta maniobra en contramano por calle 190 durante varios metros puede estar demostrando esta situación de pánico, pero es una especulación a partir del resultado del hecho”.

La doctora Sánachez tampoco descartó que el taxista haya sido abordado en un semáforo o estando distraído y los delincuentes de esta manera vencieron esa primera resistencia. “De la autopsia se desprende que sufrió dos agresiones en el lado derecho del rostro ante de recibir los disparos de arma, lo cual hace pensar que se resistió a ser asaltado, esto sumado a que en dos ocasiones anteriores se había resistido a intentos de asalto”, explicó.



Siguiente Noticia CEFIL dicta programas para finalizar los estudios secundarios

Noticia Anterior Pese al paro, hubo docentes que empezaron a dar clases

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario