En Mar del Plata hay una persona cuyo nivel intelectual y cultural le da la suficiente autoridad  para analizar objetivamente, con absoluta certeza y honradez diversos temas. Más aún si se trata de algo relacionado con la enseñanza y los docentes, puesto que él lo es. Nos referimos al profesor  Rodolfo Olivera, uno de los hombres más destacados de la ciudad, requerido constantemente por diversos medios con el fín de solicitarle su opinión en algún tema.  Entre otros títulos, Olivera  posee el de Magister scientia en Filosofía y Ciencia Politica y Doctor en Ciencias sociales.

Así formuló declaraciones a la audición “A quemarropa” en la emisora 102.3 F.M. de Mar del Plata, oportunidad en  la que quedó clara su postura respecto de la huelga que sostienen los docentes.

En primer término dijo textualmente: “Me parece un despropósito, una barbaridad, la pérdida absoluta del espíritu de lo que es ser docente” agregando que “aquel que elije una carrera docente sabe perfectamente bien que no se va a llenar de plata.”, sugiriendo a continuación en son de broma “¿Quieren llenarse de plata? Bueno, búsquense otra cosa, sean odontólogos o plomeros, que ganan buena plata los dos”.

Admitiendo que el docente -como élmismo lo desea- debe ganar bien, Olivera sostiene que  debe haber cierta razonabilidad y cierta relación entre el tipo de acciones que uno puede sostener y las consecuencias de esas acciones y la fundamentación del trabajo. Luego agregó “todos los docentes que hoy están parando, estoy seguro de que cuando paró la policía dijeron “la policía no puede hacer ésto, el país no puede quedar desprotegido”, reflexionando seguidamente “Bueno, yo  digo  la sociedad y los chicos no pueden quedar sin educación, están dejando a los chicos y están dejando a la sociedad sin algo tan fundamental para la vida civilizada como es el estar mínimamente educados”

A continuación el profesor Olivera se preguntó qué ejemplo se le está dando a los niños, sosteniendo que “es un ejemplo de extorsión, porque en definitiva es éso”.

Luego manifestó: “Esto está desmadrado, es absurdo, es violento.Y  si hay algo que un docente no debe mostrar es signo de violencia. Baradel (refiriéndose el dirigente gremial) la quiere dibujar…”no, pero yo no quise decir, yo cuando dije que los íbamos a ir a buscar, me estaba refiriendo a que en realidad nosotros íbamos a ir a pedir permanentemente las mejoras”. Es mentira -acusó el profesor- repitiendo “Es mentira, se fue de boca ahí arriba, vio gente que estaba aplaudiendo, vio gente enardecida. Está haciendo campaña política. Por que -que no lo niegue- está haciendo campaña política también. Realmente me parece patético”.

Expresando su estado de ánimo, Olivera dijo con fastidio “Estoy cansado de esa gente. No le hace bien a la sociedad, pero el problema es que la sociedad no se da cuenta, la sociedad no reacciona. El problema es que detrás de Baradel hay gente que hoy reclama derechos pero después no cumple con  las obligaciones. Gente que está tres meses, cuatro, cinco, seis, un año con carpeta médica, y entonces le ponen un suplente y el suplente también entra con carpeta médica, y en tonces aparece un tercero que no titulariza nunca, porque por un cargo se les está pagando a tres.”

Luego de puntualizar que fue docente durante muchos años en establecimientos de distinto nivel, Olivera manifestó que en todo ese tiempo vio “cargos que está uno solo trabajando y tres cobrando”, a lo que agregó “…la cantidad de artículos que tiene el Estatuto del Docente, porque cuando no paran por el artículo veintitrés paran por el veinticuatro, o por el número nueve, cosa que el empleado de comercio, el metalúrgico, o el que sea, no lo tiene”. Y preguntó.: “¿Qué trabajo recibe un sueldo por cuatro horas de laburo, pero que además tiene un mes y medio de vacaciones desde el primer día que entra? Recordando que quien entra a trabajar por ocho horas diarias, y a veces cuatro más los sábados, goza de apenas siete días de vacaciones.

En este sentido el profesor remarcó que “…el docente que recién entra tiene un mes y medio de vacaciones neto en el verano, después dos semanas en el invierno, todos los feriados habidos  y  por haber, y se cobra. La oferta es de cuatro mil y pico de pesos por cuatro horas de trabajo, y la mayoría de los docentes (también me consta) el setenta y cinco por ciento de los docentes tiene dos turnos. Por lo tanto, el ingreso está en los ocho mil, nueve mil pesos para el que recién empieza. Por el amor de Dios -se lamentó- qué quieren?

Algo que destacó Olivera en el reportaje fue que del presupuesto nacional, en los últimos treinta años el del último es el mas alto en la República Argentina. Y seguidamente recomendó: “…sacrifiquemos un poco algo. Alguno alguna vez tendrá que sacrificar algo y darse cuenta de que las consecuencias son éstas: quince días los pibes sin clases. Nos van a decir “…no, después los vamos a recuperar”. Qué los vas a recuperar! No mientas”  dijo enfàticamente.

En el final el docente reconoció que se lleva “muy mal” con sus pares y sosteniendo  orgullosamente: ” Me llevo muy bien con los chicos, porque a los chicos se les habla de frente, los chicos no andan con vueltas”.———————————————————————————-

Mario Marini

elperiodista12@hotmail.com



Siguiente Noticia Taxistas despidieron a su compañero y presentaron petitorio

Noticia Anterior Exitoso encuentro acuático contra la droga, alcohol y tabaco

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario