Sólo una de cada cuatro mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años trabaja en el país y esa proporción es “aún más reducida en los estratos socioeconómicos más bajos”, según un informe dado a conocer ayer por el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

“Sin niveles adecuados de educación y presionadas por las actividades domésticas la exclusión del mercado laboral se potencia. De aquí que sólo 1 de cada 4 jóvenes mujeres menores de 24 años trabaje. Esta proporción es aun más reducida en los estratos socioeconómicos más bajos”, indicó.

El estudio precisó -en base a datos oficiales del INDEC correspondientes a 2013- la tasa de empleo promedio entre los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad es “de 33 por ciento, donde para los varones es de 41% y para las mujeres de 24%”.

“Si bien la discriminación laboral contra la mujer está presente a todas las edades, su intensidad es mayor a edades tempranas. La proporción de jóvenes mujeres que trabajan apenas supera la mitad de la proporción que se observa entre los jóvenes varones”, destacó.

El análisis comparó la situación de Argentina con otros países “socialmente más avanzados” y resaltó que “en el segmento etario de entre 15 a 24 años, en los países nórdicos el 47% de los jóvenes varones y el 48% de las jóvenes mujeres tienen empleo”.

“En Suiza y Holanda del 60% de los jóvenes, tanto varones como mujeres, trabajan”, puntualizó.

Pocas oportunidades

El informe señaló que “la escasez de oportunidades laborales para los jóvenes se origina en reglas laborales e impositivas onerosas, burocráticas y litigiosas”, y subrayó que “factores culturales y sociales llevan a que la peor parte recaiga, además, sobre las mujeres jóvenes que integran los hogares más pobres”.

“Sólo con altos niveles de empleo en los inicios de la vida laboral se podrá elevar estructuralmente la tasa de empleo femenino general y, de esta forma, impulsar el progreso social sobre bases sustentables”, destacó el documento.

“Para alcanzar este objetivo -continuó- es clave replantear todos los programas asistenciales, buscando que incentive el trabajo y no la inactividad de las mujeres, mejorar la calidad de la educación básica, adaptar la legislación laboral y tributaria a la realidad de los jóvenes, y fortalecer la educación sexual para una reproducción responsable”, planteó la entidad que preside el economista Osvaldo Giordano.



Siguiente Noticia Surf: Santiago Muñiz ganó el Pro Miramar 2014

Noticia Anterior Caen las ventas de los comercios bonaerenses

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario