El sábado 22 de marzo, a las 17,30, en el teatro Colón de Mar del Plata (Hipólito Yrigoyen 1665) se realizará la presentación local del libro CNU, el Terrorismo de Estado antes del golpe, de los periodistas Daniel Cecchini y Alberto Elizalde Leal.

Además de los autores, participarán del panel Marucha Rave, madre de Patulo Rave, asesinado por la CNU y Rodrigo Miguel, hijo de Carlos Miguel, también víctima de la CNU.

El libro reúne la investigación –todavía en curso– que Cecchini y Elizalde Leal vienen realizando desde hace más de tres años sobre el accionar de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), una organización de la ultraderecha peronista que actuó como grupo parapolicial en el marco del terrorismo de Estado previo al golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976.

Como se sabe, la CNU actuó fundamentalmente en las ciudades de La Plata y de Mar del Plata, aunque también realizó operaciones en la Ciudad de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba y Tucumán.

En la ciudad de Mar del Plata , el 12 de junio de 1975, la banda parapolicial secuestró y asesinó –con el apoyo de la rama marplatense y la zona liberada por la policía- a Víctor Hugo Kein, militante del peronismo revolucionario platense y Jorge Del Arco, un joven sin militancia alguna. Kein se había mudado a Mar del Plata precisamente para ponerse a resguardo de los ataques que la rama platense de la CNU realizaba impunemente contra la militancia popular.

El secuestro se concretó en Rivadavia 2671, a pocas cuadras de la comisaría 1ra y el fiscal actuante, Gustavo Demarchi, actualmente detenido y procesado por su pertenencia al CNU, no investigó los hechos y cajoneó sumariamente la causa. Los métodos y los objetivos de la CNU eran los mismos en ambas ciudades y será tarea de la Justicia investigar los vínculos concretos que indudablemente unieron a las patotas en sus incursiones asesinas.



Siguiente Noticia Paredi repudió el paro docente y brindó apoyo al Gobierno provincial

Noticia Anterior Estatales cumplen con paro de 48 horas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario