El Defensor del Pueblo, Carlos Bonicatto, convocó al gobierno bonaerense y a los gremios que nuclean a los maestros a una mesa de diálogo, que habilite una nueva instancia de análisis, debate y posibles acuerdos, que permitan superar los obstáculos que derivaron en la excesiva prolongación del conflicto docente y garantice el cese de los perjuicios provocados a los derechos de niños y padres que utilizan el servicio de educación pública.

El encuentro, al que fueron convocados los representantes de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) fue convocado para el próximo jueves 20 de marzo, a partir de las 10, en la sede de la Defensoría, Avenida 7 N° 840.

La intervención del Defensor se origina en la preocupación de numerosas familias que, frente a la interrupción de clases manifiestan su inquietud por los problemas educacionales que se desprenden de la inactividad escolar, que afecta la vida cotidiana de muchos sectores de la población, en especial de las familias más humildes.

En su convocatoria al Gobierno y los gremios, la Defensoría sostiene que la profundidad del conflicto, planteado por tiempo indeterminado, “afecta el derecho de los niños, que son los más débiles en este contexto, pero también se afecta el derecho de los padres”.

Bonicatto subrayó que “en una situación de conflicto de derechos, se impone reencausar el diálogo y la conciliación, para evitar más perjuicios a los ya ocasionados”, y sostuvo que “para la Defensoría se trata de un “grave conflicto de derechos públicos”.



Siguiente Noticia Preocupación de sector comercial por reclamo salarial

Noticia Anterior Continúa la renovación de cañerías en zona de la Vieja Terminal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario