El diputado provincial, Pablo Farías, denunció que en el IREMI una madre y su hijo que tiene parálisis cerebral no pudieron utilizar el baño para personas con discapacidad debido a que se lo usa como depósito.

Farías manifestó en forma expresa el profundo rechazo por lo sucedido en esta dependencia municipal, el miércoles pasado, donde Tania Segovia y su hijo Facundo se vieron con serias dificultades para acceder y usar las instalaciones sanitarias, ya que el baño para personas con discapacidad de ese lugar se utiliza como depósito, y no cuenta con agua, lo que impide cumplir con las más elementales pautas de higiene.

A causa de su discapacidad motriz, Facundo tiene que emplear silla de ruedas, por lo que la puesta en uso de las instalaciones mencionadas son vitales para él o para las personas en su situación.

Tras solidarizarse con esta familia por lo padecido, Farías reclamó la urgente solución en esta dependencia, “al tiempo que solicitamos la inmediata aplicación de los criterios de accesibilidad universal en todos los espacios ocupados por el estado municipal, como así también, la inmediata puesta en marcha del Consejo de Discapacidad para asegurar las políticas de estado local en esta materia, con la real participación de las personas afectadas, en forma directa y a través de sus organizaciones”.



Siguiente Noticia "La inflación de enero y febrero se comió el aumento a los jubilados"

Noticia Anterior Buscan promover e impulsar la economía social en la provincia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario