Con el propósito de promover la Economía Social y Solidaria, la diputada provincial del Frente para la Victoria, Fernanda Raverta, presentó un proyecto de ley que fue elaborado a partir del trabajo articulado con distintas organizaciones sociales vinculadas a la temática, las cuales participan de la Red de Microcrédito y Educación Popular de la Provincia de Buenos Aires.

La iniciativa, que fue aprobada por la Cámara de Diputados y actualmente se encuentra en el Senado para su tratamiento, comprende un conjunto de recursos y actividades que promueven el desarrollo de la Economía Social y que buscan atender las necesidades de los trabajadores sus familias y comunidades, y del medio ambiente, con la finalidad de lograr una sociedad más justa, inclusiva e igualitaria.

En este sentido, la diputada Fernanda Raverta destacó que “la iniciativa tuvo un carácter participativo ya que fue elaborada con el aporte de distintas organizaciones sociales de la Provincia que conocen las problemáticas particulares, los desafíos y la realidad concreta por la que atraviesan quienes trabajan a partir de la lógica de la Economía Social”.

A su vez remarcó que el espíritu de este proyecto “es darle un marco que fortalezca el trabajo y potencie al sector de la Economía Social a partir de políticas públicas integradas e inclusivas”.

Asimismo, el proyecto destaca la creación de un Fondo de Financiamiento para la Promoción de la Economía Social y Solidaria y la implementación de un registro de actores de la Economía Social. Por otra parte apunta establecer estrategias educativas de capacitación y asesoramiento destinados a mejorar los procesos de organización, de producción y comercialización de los productos de la Economía Social y a transmitir e incorporar los principios y valores de solidaridad, cooperación y consumo responsable en la sociedad;

Según rescata el proyecto presentado por la Diputada Raverta el sistema económico social y solidario integra a las personas físicas o grupos asociativos que basen su accionar y se organicen en torno a la gestión del autoempleo, como las cooperativas de trabajo, mutuales, asociaciones civiles, fundaciones, agrupaciones de microemprendedores, emprendimientos comunitarios, clubes del trueque, ferias y mercados asociativos populares, redes de comercio justo, organizaciones de microcrédito, bancos populares, empresas recuperadas, redes de consumo responsable, y organizaciones libres del pueblo sin fines de lucro.



Siguiente Noticia En el IREMI usan baño para discapacitados como depósito

Noticia Anterior Quieren impedir que anteproyecto de Código Penal tome estado parlamentario

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario