El gobierno destina al Fútbol para Todos cinco veces más que a la lucha contra las drogas, según publica El Cronista.

Desde diciembre de 2013 , la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), a cargo del sacerdote Juan Carlos Molina, cuenta con un presupuesto de poco más de $ 128 millones, que se destina para prevención.

A ese monto cabe agregarle los $ 132,4 millones que recibe anualmente el Ministerio de Seguridad a través de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, totalizando de ese modo poco más de $ 260 millones en concepto de presupuesto global, el equivalente a unos u$s 33 millones, muy por debajo de países como Chile, Perú, Uruguay, Colombia y Brasil, que oscilan entre los u$s 53 y u$s 158 millones por año.

No obstante, la problemática del narcotráfico cuenta con un presupuesto que representa apenas el 18,4% de los $ 1.410 millones que percibirá el Fútbol para Todos en todo el año. Es más, en los dos meses y medio que lleva 2014, el programa que supervisa la Jefatura de Gabinete recibió $ 206,7 millones, casi lo mismo que, conjuntamente, el gobierno destina a las áreas dependientes de Presidencia y del Ministerio de Seguridad.

En enero, poco después de que Molina asumiera al frente de la Sedronar, el Ejecutivo decidió transferir la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico a la órbita de la Secretaría de Seguridad que conduce Sergio Berni.

Como subsecretario se nombró a Nicolás Dapena Fernández, un abogado que trabajaba como gerente de Aerolíneas Argentinas y con pasado en el Ministerio de Defensa. Así, la Sedronar pasó a ocuparse específicamente de elaborar políticas tendientes a recuperar e insertar socialmente a adictos.

En los primeros 75 días del año, a las arcas de la Sedronar ingresaron $ 15,85 millones; mientras que no se encontraron datos oficiales de cuánto dinero entró a Seguridad para la actividad puntual de prevención y conjuración del narcotráfico. En cambio, el Fútbol para Todos ya recibió $ 206,7 millones de los $ 1.410 que sumará en toda la temporada. Como dato comparativo: televisar el fútbol cuesta $ 3,86 millones por día y aplicar políticas contra el narcotráfico solamente $ 713.424. En años anteriores, la relación entre ambos presupuestos fue similar. (cronista.com)



Siguiente Noticia Comenzó el jury al juez federal de Mar del Plata Pedro Hooft

Noticia Anterior Avanza en comisión el pedido de "Emergencia Educativa"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario